Una carta de amor a los videojuegos

Cualquiera que haya podido hacerse con una PlayStation 5 desde su lanzamiento habrá podido disfrutar de Astro’s Playroom, el juego que incluye gratuitamente la nueva consola de Sony. Un título cuyo propósito era el de presentarnos las características que trae el nuevo DualSense, algo que hace de maravilla, siendo el único de los juegos de lanzamiento que se ha empleado en aprovechar a fondo todas las bondades del mando. Pero, además, ha acabado siendo un juego con todas las de la ley, haciendo que jugarlo sea aún más necesario para todos los que tengan la oportunidad de hacerlo.

Astro’s Playroom puede que para muchos haya pasado sin pena ni gloria, por culpa del cartel de “demo del mando de la play” que se le colgó. También es cierto que teniendo en cuenta títulos como Demon’s Souls, Marvel’s Spider-Man: Miles Morales o Sackboy: A Big Adventure, puede que a algunos se les haya pasado por alto, pero el juego de Team ASOBI!, sin duda, esta a la altura de esas obras. Estamos ante una experiencia cortita, pero divertidísima, en la que, a través de su propuesta de juego de plataformas, tendremos que movernos por cuatro mundos y sus diferentes niveles, que, se supone, se sitúan en el interior de una PlayStation 5, para encontrar los diferentes coleccionables que están esparcidos por los escenarios. Entre todos estos coleccionables tenemos piezas de puzle, que nos servirán para rellenar unos murales que repasan las generaciones de PlayStation, y diferentes artilugios, entre los que podemos encontrar anteriores consolas, mandos, cámaras y muchas cosas más que forman parte de la historia del videojuego y, en concreto, de la marca japonesa.

Sin duda, con este juego han sabido llegar a la patata del usuario de PlayStation, especialmente a aquel que ha disfrutado de las antiguas generaciones de la marca. Una experiencia nostálgica y entretenida a partes iguales, ideal para estrenar la consola. Y es que es un juego que sabe transmitir el mimo que le han puesto sus creadores, algo que se refleja en todo momento. Y es que salta a la vista en cada uno de los niveles, que están repletos de entrañables bots que se visten para la ocasión, haciendo referencia a los títulos que han pasado por todas las máquinas de Sony. Es maravilloso pararse a mirar cada uno de ellos e intentar reconocer a que juego representa. Habrá algunos que sean más sencillos que otros de reconocer, pero eso ya depende de cada jugador, por supuesto.

En Astro’s Playroom la exploración es un gustazo, por los motivos que he mencionado anteriormente, y mucho más. No os penséis que todos los coleccionables os lloverán del cielo, habrá que buscar por todos los rincones de cada lugar para hacerse con ellos. Pero, como decía, la exploración es clave y el juego te recompensa en gran medida si rebuscas por todos lados. Mientras avanzamos iremos consiguiendo monedas, casi sin parar, que podremos gastar en una máquina de Gacha para conseguir piezas que pondremos en los murales, artefactos que nos falten para completar la colección de cada consola o algunos puestos donde encontrar más bots. Por supuesto, tiene su parte de importancia consumir las monedas, ya que todo lo que consigamos en la máquina no lo encontraremos explorando. Está mal que lo diga, pero es algo adictivo, pero en el buen sentido, todo en su conjunto te invita a que recolectes todo y más, para poder completarlo de arriba a abajo.

Yo no suelo tener ese afán por completar todo los juegos al 100%, en busca de conseguir todos los coleccionables y trofeos, pero en Astro’s Playroom es imposible que quieras dejarte algo, cada cosa que encuentres o consigas te incita a querer tenerlo todo. Posiblemente, no me volverá a ocurrir con otro juego hasta dentro de mucho tiempo. Hay que decir, que el título es bastante rejugable, aunque tengas todo completado, podrás entrar en las pruebas de velocidad, que varían los escenarios para que intentemos completarlos en el menor tiempo posible, y así poder superar los tiempos de otros usuarios. En definitiva, es un juego que será difícil que quieras desinstalar.

De su apartado jugable, ya he comentado que es un juego de plataformas, de lo mejor que ha salido este año, que se apoya en la exploración y en varias mecánicas para completar cada nivel. El juego también pone a nuestra disposición algunos artilugios que nos permitirán hacer frente a los enemigos que se nos crucen en nuestro camino, no hay una cantidad muy elevada, pero si habrá que estar al tanto de que no se nos acerquen demasiado. La cosa no acaba ahí, en ciertos momentos, tendremos que enfundarnos unos trajes que adaptan diferentes formas que nos servirán para completar ciertos tramos, además de presentarnos más características del DualSense. El como complementa su jugabilidad con ser la demo del DualSense hace de este título una de las mejores puertas de entrada a PS5. Por supuesto, todo ello acompañado de todos los detalles que harán que revivamos nuestros recuerdos más consoleros.

Todo lo que es el apartado gráfico luce genial, está claro que no es el salto que esperamos, pero ilusiona pensar como pueden ser los juegos que aprovechen las características del mando y, a su vez, aporten un apartado visual next gen. Pero vamos, que da gusto lo bien hecho que está cada nivel, tanto zonas acuáticas como junglas, están perfectamente desarrolladas para ofrecernos la mejor experiencia posible. Lo mismo hace la banda sonora, que nos acompaña de forma perfecta, sin ser la mejor que hayamos escuchado, pero cumpliendo su función con creces. Es bonito ver que apenas puedes sacarle pegas a un juego, y es que a este no puedo sacarle prácticamente ninguna, quizás la duración tendría que haber sido más extensa, pero nada más. Espero que en el futuro Sony le brinde más confianza a Team ASOBI! para que puedan desarrollar más juegos, ya que tienen un gran talento, algo que ha quedado plasmado en este juego corto pero maravilloso.

Astro’s Playroom es una carta de amor a los videojuegos, repleta de detalles y de referencias al mundillo, y a la historia de PlayStation. Es un juego que cumple perfectamente con su cometido de mostrarnos todo lo que puede hacer el DualSense, algo que hace todo el rato de maravilla y, además, es un juego con todas las palabras, lo que le convierte en la mejor puerta de entrada a PS5. Por si os faltan motivos para jugarlo, es gratis, ya que viene instalado con la consola, pero merece ser vendido en tiendas al precio de cualquier juego de sus características. Ojalá Team ASOBI! tengan libertad para desarrollar un juego que no tenga que mostrar las características de nada, para poder liberar todo su potencial. Haceros un favor y adentraros en él, es divertido y sabe tocar la fibra. Ideal para estrenar vuestra PS5 y poner la vista en el futuro con ilusión.

2 comentarios sobre “Análisis: Astro’s Playroom

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s