Detroit: Become Human el título más querido de Quantic Dream

Ha pasado algún tiempo desde que nos trajeron el primer título interactivo de Quantic Dream llamado “Fahrenheit” para PlayStation 2 aunque poco a poco por suerte para nosotros nos han ido ofreciendo varias aventuras de este tipo totalmente disfrutables como Heavy Rain o Beyond Two Souls, aunque este último título mencionado en mi opinión fue menos disfrutable por la escasa cantidad de decisiones que había, pero con suerte pudieron corregirlo con este videojuego del que os voy a hablar. Hoy os traigo el análisis de uno de los títulos más queridos de Quantic Dream, el gran Detroit: Become Human del año 2018 exclusivo en su día para PS4.

Muchos “gamers” están en contra de estos videojuegos a los que les suelen llamar “películas interactivas” ¿el porqué? Porque al ser un juego mayormente centrado en historias ya lo tachan como un “no videojuego” pero eso no hace que sea menos disfrutable que cualquier otro juego, ya que tendrá muchos puntos positivos y es que con estas aventuras interactivas podrás rejugarlas de todas las maneras posibles con todo tipo de decisiones y caminos que nos harán elegir, y otro punto a favor es que nadie podrá spoilearte el final, por su gran cantidad de finales, cosa que siempre está bien. En Detroit: Become Human no tendremos que controlar a personajes humanos sino a androides, si lo has leído bien ¡androides! El juego empieza con un paisaje de lo más futurista y los humanos haciendo uso de los androides para cualquiera de sus necesidades. Nosotros controlaremos a 3 de ellos. Por un lado tenemos a Connor que es ayudante de la policía, que deberá ir resolviendo casos en la ciudad, también contamos con Marcus que será el fiel protector de un anciano, y un hombre que tiene la necesidad de decirle al mundo que por ser androide no es inferior a los demás, y por último, pero no menos importante, tenemos a Kara, un androide que ha sido adquirida exclusivamente para hacer las labores de la casa de un hombre no muy agradable, dejémoslo ahí. Son 3 historias totalmente diferentes, ya que cada una de ellas tendrá su trama en particular y depende de cada decisión que hagamos podremos (o no) llegar al final con los personajes vivos.

En Detroit: Become Human hay que decidir con cuidado, cada decisión marcará tu historia.

La jugabilidad es muy abierta a comparación de Beyond Two Souls, aquí podremos movernos más por los escenarios, interactuar más con los personajes e inspeccionar detalladamente cada escenario, cada uno de ellos tendrá varios caminos a tomar y depende de lo que hagamos terminará de un modo u otro, por ejemplo hay una escena, en concreto la primera del juego, donde controlaremos a Connor, este tendrá que (o no, depende del jugador) salvar la vida de una niña, pero para eso deberemos de recopilar pistas en el escenario para conocer al culpable que tiene retenida a la niña de la imagen, para que después le intentemos convencer de que libere a la rehén, cosa que no será tarea sencilla, ya que tendremos que recoger mucha información para saber los temores del criminal y tener el resultado más satisfactorio posible, que sería la liberación de la joven. La historia es atractiva, aunque sí que es cierto que no llega a ser tan penetrante como fue la de Heavy Rain, que para mí fue una obra maestra, con ese padre que hacía todo lo posible por encontrar a su hijo. Lo que sí que es cierto es que, con este título te volverán a enganchar casi tanto como el mencionado anteriormente, ya que la acción está muy presente y con ella los Quick Time Events, que son la clave de estos videojuegos, que marcarán el rumbo de tu historia. Así que cuidado, hay que estar muy atentos, porque un fallo puede significar la pérdida de un personaje o el peor final de todos los finales disponibles.

Detroit: Become Human te sumergirá de lleno en el juego tanto por su historia y por sus gráficos tan realistas.

Hablando del apartado gráfico, con la primera secuencia ya te ganan por completo, el juego es tan realista que parece que estés viendo una película en la pantalla, además el juego viene totalmente en castellano y con unos doblajes excepcionales, si ya no había duda de que el trabajo de Quantic Dream estaba muy bien elaborado, con este último título que nos ofrecieron lo acabaron de confirmar, ya que hablamos del juego más amplio hasta la fecha, de esta temática. En resumen, si disfrutaste de los antecesores de Quantic Dream lo que es seguro es que con Detroit: Become Human la diversión este más que asegurada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s