El cierre de los estudios de desarrollo de Google Stadia ha sembrado bastantes dudas sobre la viabilidad de estos servicios

Hace unos días saltaba la noticia del cierre de los estudios de desarrollo de Google Stadia. Con esta decisión Google Stadia dejaba a un lado el desarrollo de videojuegos exclusivos para su plataforma y pasaría a ofrecer solo el catálogo de videojuegos third parties en su nube. De esta manera la empresa pretende seguir siendo competitiva con respecto a sus fuertes rivales como Geforce Now (Nvidia), xCloud (Xbox) o Amazon Luna. El cierre del estudio Stadia Games ha supuesto el paro para unos 150 trabajadores, pero afortunadamente al rato de conocerse la noticia, Fiona Cherback, cazatalentos de Xbox Game Studios, ofreció trabajo a todas estas personas para reforzar los estudios de Microsoft.

La decisión de Google rápidamente despertó las alarmas en la comunidad y generó las dudas de muchos usuarios sobre la viabilidad de proyectos como Google Stadia y otros servicios de videojuegos en streaming. También se ha vuelto a abrir el conocido debate entre formato físico y formato digital. Muchos usuarios del formato físico vieron en esta decisión de Google como una pequeña “victoria” e incluso celebraron el mal rumbo de la plataforma. Por mi parte me declaro como un firme defensor del formato físico debido a que me gusta tener mi pequeña colección de mis videojuegos favoritos. Ahora bien, eso no quita que reconozca las grandes virtudes de estos servicios de videojuegos en la nube, por eso mismo haré un breve análisis sobre estos nuevos servicios, intentaré aclarar las dudas de muchos de vosotros y también trataremos de desmontar algunos mitos que se han ido formando en redes sociales.

Para aquellos despistados, los servicios de videojuegos en streaming son una oferta reciente en el mercado de los videojuegos, que a partir de una suscripción mensual ofrecen la posibilidad de jugar a un catálogo determinado de videojuegos, pero con la peculiaridad de que para ello no necesitaríamos ningún dispositivo con potencia de hardware. Es decir con cualquier móvil, tablet u ordenador tendríamos la posibilidad de jugar a videojuegos de última generación, pero eso sí, teniendo una conexión a internet decente. Por lo tanto necesitaríamos contar con una fibra óptica en casa, debido a que los juegos no se reproducen por el hardware de tu dispositivo, sino a través de la reproducción de un streaming en la nube de la empresa que ofrece el servicio, ya sea Google, Xbox o Amazon.

La apuesta de Google por el servicio de videojuegos en la nube comenzó con la salida de Stadia en noviembre de 2019, tras un periodo de pruebas y una importante campaña de publicidad en redes sociales y medios de comunicación. También cabe señalar que para esta campaña de marketing se utilizó a importantes youtubers y jugadores profesionales que ensalzaban las virtudes del servicio. A pesar de los esfuerzos de Google para promocionar su nuevo servicio, el lanzamiento de Stadia fue algo controvertido debido a que múltiples usuarios se quejaron de problemas de rendimiento, problemas de incompatibilidades con el Chromecast y la ausencia de una serie de características como el sistema de logros o el 4K. A pesar de estos problemas iniciales, la apuesta de Google siguió siendo fuerte y para ello también diseñó un mando propio de gran calidad y además creó una división de desarrollo de videojuegos llamada Stadia Games, cuya responsable sería Jade Raymond, ex-directiva de Ubisoft. Esta división fue formada a raíz de la adquisición del estudio canadiense Typhoon Studios y cuyo objetivo fue desarrollar videojuegos exclusivos para la plataforma. Poco después también se formó un segundo estudio de desarrollo dentro de la estructura de Stadia Games y con sede en Los Ángeles.

La idea era revolucionaria, juega donde quieras, cuando quieras y con el dispositivo que te diera la gana. Olvídate de actualizaciones, de componentes nuevos de PC o de consolas de nueva generación. La premisa era muy tentadora ¿A quién no le gustaría poder jugar a juegos triple A sin preocuparse de que su PC cumple con los requisitos mínimos? Es más, con la llegada del 5G ya podríamos disfrutar al máximo en cualquier zona desde tu móvil. Todo esto sumado a que el servicio cuenta con un magnífico catálogo de videojuegos, incluyendo juegos recién lanzados como Hitman III, Assasin´s Creed Valhalla o Cyberpunk 2077.

Ahora la pregunta es ¿Por qué no ha funcionado Google Stadia? La respuesta es sencilla, Google Stadia está pagando los errores de ser la pionera de este tipo de nuevos servicios y, además, tuvo un comienzo marcado por la polémica debido a promesas incumplidas y prestaciones que han tardado meses en implantarlas, como fue la posibilidad de jugar a 4K. Esto provocó que desde el principio Google Stadia no tuviera buena fama entre la comunidad de jugadores. Además, estos errores han favorecido enormemente a sus competidores, especialmente a Xbox y Amazon que seguramente tomarán el ejemplo de Stadia para no cometer este tipo de errores a la hora de lanzar sus respectivos servicios al mercado.

El fracaso de Google Stadia no pone fin a este tipo de oferta, simplemente somos espectadores del inicio de la competencia que habrá en los próximos años por ofrecer el mejor servicio de videojuegos en streaming. Haciendo una valoración personal. Considero que entre todos estos competidores, xCloud parte con cierta ventaja al estar incluido dentro del Xbox Game Pass, contar con la asentada infraestructura de Microsoft y recibir videojuegos exclusivos de Xbox Game Studios. Por su parte, Amazon también apostó en su momento por el desarrollo de videojuegos propios, pero ahora todo apunta a que ese proyecto está siendo abandonado por el gigante de internet y con toda probabilidad el cierre de los estudios de Stadia, marque también el camino para el futuro cierre de los estudios de Amazon. Por supuesto, vuelvo a reiterar, que esto no supone el fin de este tipo de servicios y que pronto cada vez más se irá implantando, a medida sobre todo que este tipo de servicios vayan mejorando su soporte y comiencen a atraer al público que no puedan permitirse una nueva consola o tener un PC gaming. Otra posibilidad que puede darse, es que al igual que pasó en su día con Netflix o HBO, este tipo de servicios se vayan implantando debido a las comodidades que representan.

Actualmente la sociedad en la que vivimos nos empuja cada vez más hacía un mercado precario y con pocas expectativas de futuro. Nuestro modelo de trabajo nos obliga cada vez más a estar en un constante movimiento entre ciudades, provincias e incluso países, para poder conseguir un empleo digno, a veces ni eso. Y esta situación también afecta a todos los ámbitos laborales, desde los trabajos menos cualificados a los empleos que requieren mayor expediente académico y más especialización. Este fenómeno provoca que muchos jóvenes no podamos establecernos en una ciudad concreta, adquirir una casa cerca de nuestros familiares y amigos y también hace que tengamos que llevar siempre encima un equipaje liviano, es decir poca ropa y como mucho un portátil para trabajar y estar en contacto con nuestros conocidos. Por este mismo motivo, servicios como el Xbox Game Pass o servicios de videojuegos en la nube como los anteriormente citados irán cogiendo cada vez más terreno, por la sencilla razón de que si estamos constantemente viajando, no podemos permitirnos llevar con nosotros una consola, una televisión o un PC gaming. La portabilidad, la comodidad y las ventajas que presentan estas plataformas son suficientes para augurar un buen futuro, sobre todo teniendo en cuenta el mundo en el que vivimos.

En otros campos del entretenimiento como es el cine ya tenemos normalizados servicios como los ya mencionados Netflix, HBO o Disney+, también en la literatura tenemos opciones que están cogiendo cada vez más terreno como es el caso de Amazon Kindle y de la misma manera estos cambios de los hábitos de consumo también están llegando al mundo de los videojuegos.

Bajo mi propia experiencia con estos servicios, debo decir que la comodidad que ofrece es innegable. En mi caso he probado el servicio de xCloud (aún en beta) en mi móvil que es una gama baja y va muy bien, quitando alguna caída puntual cuando he estado muy alejado del router, no he tenido ningún problema significativo. Además es muy sencillo de usar, te permite continuar partidas desde tu Xbox o PC y los juegos se mueven correctamente. Además cuenta con una selección excelente del catálogo de Xbox Game Pass, pudiendo disfrutar en tu móvil de joyas como Hellblade, Forza Horizon 4, Gears 5 o Sea of Thieves.

Para finalizar me gustaría dirigirme a los más acérrimos defensores del formato físico, aquellos que os gusta coleccionar los videojuegos y lucirlos en vuestras estanterías ante amigos y conocidos. Muchos tenéis serias dudas sobre estos servicios, algunos lo consideráis un fracaso y otros lo veis como una amenaza vuestro formato preferido. Bueno no os preocupéis, primero para aquellos que consideráis un posible fracaso este tipo de servicios, creo que en este artículo hemos dado razones de peso para augurar, al menos, un futuro prometedor a este tipo de servicios. Dejando a un lado las opiniones de algún que otro “analisto” de YouTube y redes sociales cuyo contenido se dedica a confundir a la gente, este tipo de servicios u otros como el Game Pass, cada vez irán tomando más protagonismo en nuestras vidas, básicamente por la simplificación que representan y también por el ahorro que suponen con respecto a adquirir videojuegos, ya sean físicos o digitales.

Por otro lado, aquellos que veis este tipo de servicios como una amenaza al formato físico, incluso muchos pensáis que este tipo de servicios pueden poner fin a las consolas, ya que llegarán un punto en el que no necesitaremos una consola para reproducir juegos en una televisión, como ya vimos en su día con los reproductores de vídeo como los DVD o los viejos VHS. Tampoco tenéis motivos para preocuparos, ya que los números de ventas de consolas son enormes. Estamos en un momento en el que se venden más consolas que nunca, ahí está el caso de PS4 o el de Nintendo Switch que en 2020 arrasó en el mercado de videojuegos. Como ya hemos visto también en este artículo, este tipo de servicios ahora mismo no están destinados a competir directamente con las consolas tradicionales. Ya en su día, el máximo responsable de Xbox, Phil Spencer, dijo que su principal competencia no eran Sony o Nintendo, sino Google Stadia o Amazon Luna. Por lo que estamos viendo de momento, el interés de estas compañías está más dirigido a competir entre ellas por un nuevo mercado, que el de competir con el mercado de las consolas. Esto perfectamente puede cambiar en un futuro, pero en todo caso estos servicios pueden atraer más a un público usuario de PC cuyo ordenador se ha ido quedando obsoleto en vez de atraer al público más consumidor de consolas tradicionales.

En definitiva, no importa la plataforma en la que uno juegue, ni el formato que a uno más le guste, lo verdaderamente importante es recibir un buen servicio en el caso de las plataformas y formatos digitales y buenas ofertas en el caso del formato físico. Debemos enterrar las absurdas rencillas entre defensores de una consola u otra o entre defensores de un formato u otro. Justamente porque son las grandes compañías las que deben competir entre ellas para ofrecernos la mejor calidad y el mejor servicio posible. No somos nosotros los jugadores, ni mucho menos la prensa, los que debemos tomar una determinada postura y llevarla como si de una patética cruzada se tratase en favor de una compañía multimillonaria. En conclusión, las grandes compañías siempre ganan y si nosotros no denunciamos sus errores, nosotros los usuarios seremos los que siempre perderemos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s