Como y porque en el país con más jugadores a nivel mundial nunca se pudo jugar cómodamente, y como cambió la situación a lo largo de los años

China no por nada es llamado el gigante asiático, es el país con mayor cantidad de habitantes con un total de casi 1.400 millones de habitantes. La industria del videojuego siempre tuvo una relación rara con China, pero es imposible ignorar a un país que gracias a su gran tamaño cuenta con 500 millones de jugadores, y representa el 25% de los ingresos generados por videojuegos a nivel mundial.

Siempre las empresas occidentales y Japonesas tuvieron muchas complicaciones para poder ingresar con sus videojuegos al gigante asiático; y siendo que la mayoría de videojuegos siempre provienen de esos lugares, el mercado chino aún posee un atractivo potencial sin explotar. Las causas de esto son varias, y a pesar de estar siempre relacionadas con motivos político-culturales, siempre variaron a través del tiempo pudiendo dividirse en 3 periodos.

Años 70 al año 2000

Si bien los primeros videojuegos nacieron poco antes que los 70 se podría decir que esta es la primera década donde su industria tomó verdadera importancia. China para este momento estaba atravesando una recuperación económica en la que los productos importados, juegos y consolas en el caso que nos interesa, tenían una carga impositiva demasiado grande.

Esta gran cantidad de juegos hizo que el mercado chino no fuera tan rentable debido a que no mucha gente podía comprar una manera, aunque sea de manera oficial. Tanto consolas como videojuegos se compraban de manera ilegal, esquivando la aduana y generando en consecuencia todo un mercado negro a su alrededor.

Si bien en números oficiales China no demostraba tener una gran cantidad de jugadores debido a la poca demanda que se mostraba de parte del mercado regulado, el mercado negro tenía una gran movilidad siendo China posiblemente tan importante como lo es hoy en día, pero para las corporaciones no valía la pena entrar de manera oficial al gigante asiático.

Año 2000 al 2015

En los años 90 las consolas en China habían comenzado a ser más baratas, y aunque los arcades y consolas eran mucho más accesibles que antes, seguían siendo productos de lujo. Altibajos en el incremento del precio del Software hicieron la situación más complicada o menos complicada a lo largo de los 90, pero los videojuegos se mostraban como un mercado en expansión que estaba cada vez metiéndose más en China, lo que hizo necesario una reacción por parte de las autoridades.

En los años 2000 el paradigma de los videojuegos en el gigante asiático cambió, pero no por motivos económicos, sino por motivos socioculturales. El ministro de cultura chino en los 2000 resolvió la inserción de un mercado occidental en su país de la manera más común para denigrar injustamente a los videojuegos, diciendo que pervertían a las jóvenes generaciones.

Los motivos si bien fueron infundamentados, la situación política en China permitió que esta medida se sancionara sin posibilidad de réplica, haciendo que los videojuegos fueran prohibidos porque: “son perjudiciales para las personas jóvenes, atentando contra la seguridad estatal, y perturbando el orden social”.

Así siendo los videojuegos productos que pervertían la mente de las nuevas generaciones, haciéndolos improductivos y violentos, y las consolas declaradas como máquinas de ocio; el mercado negro se reavivó. Durante todos estos años el mercado negro de videojuegos fue muy activo de manera ilegal y todos lo sabían, porque si bien las empresas occidentales y japonesas no podían ingresar a China, muchos juegos salieron en chino. Esto se debió a que todos sabían que ese juego iba a llegar a los jugadores chinos de alguna u otra manera, y las empresas de alguna forma trataron de satisfacer la creciente demanda de un país cuya base de jugadores no hacía nada más que aumentar en cantidad, a pesar de que no se pudiera llegar por las vías convencionales.

Hay un último detalle en toda esta cuestión que cambió mucho las cosas, la no inclusión de los videojuegos de móviles en la medida sancionada por el ministro de cultura chino. Esto provocó un increíble ascenso en los videojuegos móviles, ya que no todos podían pagar las consolas del mercado negro que estaban a un enorme precio. Muchas empresas vieron una oportunidad de oro en la base de jugadores chinos de móvil, por lo que el formato de juego móvil gratis con gran cantidad de lootboxes y microtransacciones triunfó, provocando que muchos juegos de móvil gratis generaran números superiores a muchos AAA, todo gracias al dinero de los jugadores chinos.

Videojuego móvil del género MOBA, el tipo de videojuegos más jugado en china desde hace casi dos décadas.

Año 2015- Actualidad

Para el año 2014 los videojuegos de móviles ya eran demasiado redituables en la economía china, y con el crecimiento acelerado de empresas chinas como Tencent generando millones en el mercado occidental el gobierno decidió cambiar su enfoque.

En el 2015 los videojuegos dejaron de estar prohibidos, o mejor dicho los videojuegos que el gobierno chino toleraba dejaron estar prohibidos. El gobierno no podía permitir que juegos de occidente “infecten” la cultura de su población, pero a su vez el mercado de los videojuegos era tan grande y podía generar tanto rédito económico que decidieron optar por el único camino razonable en estos casos: la censura.

Ahora tanto las consolas tanto occidentales como japonesas iban a poder comercializarse libremente en China, pero no así sus juegos. Debido a que los videojuegos eran un medio de entretenimiento que podía influenciar a los jóvenes, el Ministerio de cultura decidió que el Departamento de Cultura de Shangai evaluaría el estado de los juegos que quieran comercializarse en China, teniendo estos que cumplir una serie de reglas estrictas para poder ingresar.

Las reglas en cuestión son las siguientes:

  • Todos los videojuegos y consolas tendrán que pasar por la zona de libre comercio de Shangai
  • Todos los títulos publicados deberán ser supervisados por el Departamento de Cultura de Shangai
  • Se prohíben los juegos que incluyan mecánicas de apuestas
  • Se prohíben los juegos que promuevan cultos, religiones y supersticiones
  • Se prohíben los juegos que inciten a la violencia, el uso de drogas, la obscenidad, o las apuestas
  • Se prohíben los juegos que inciten al racismo y al odio entre razas
  • Se prohíben los juegos que insultan, se burlan o violan los derechos de otras personas
  • Se prohíben los juegos que dañan la reputación, la constitución, la unidad, la soberanía, la cultura y los intereses de China.

Como bien pueden ver estas reglas son demasiado generales, por lo que usualmente todo queda a interpretación de los funcionarios del departamento, pudiendo censurar a gusto un juego permitiendo el criterio personal. Gracias a esto motivos ajenos al videojuego, como el económico y político, pueden influir en sí un juego puede entrar a China o no.

Luo Shungang, Ministro de cultura chino y quien en el 2015 hizo la lista de reglas que los videojuegos deberían pasar para ser aprobados en el Departamento de Cultura de Shanghái.

Por motivos de estas reglas los jugadores en el año 2015 nos preguntamos si el rédito económico de publicar un videojuego en China empezaría a provocar que los videojuegos en occidente comenzaran a salir censurados de antemano, pero nada más lejos de la realidad. Las reglas de China son demasiado estrictas, a tal punto que hasta una calavera puede interpretarse como violencia explicita; por lo que, ante tal atentado a la libertad creativa, la mayoría de empresas decidieron no adaptar todo su catálogo a lo dictado por el Departamento de Shangai.

Así el miedo de la censura de los videojuegos se disipó, y actualmente la mayoría de juegos que son porteados al gigante asiático son aquellos que serían aptos para su público sin modificaciones (como los videojuegos infantiles, juegos de por sí sin violencia en su versión occidental como Animal Crossing, etc.) o aquellos que necesitan una mínima modificación, pero por suerte el mercado occidental no sintió mucho el impacto de estas reglas de censura en su catálogo.

Captura de Animal Crossing versión China. A pesar de ser aprobado, el gobierno lo censuro luego de que los jugadores se mostraran a favor de una protesta por medio de objetos.

Actualmente el mercado Chino se sostiene en el juego móvil y en algunas IP especificas para el continente. Todo aquel que quiere un juego que el Departamento de Shangai no autorice es adquirido por medios ilegales, demostrando que la industria en China sigue dependiendo del mercado negro.

Si bien da pena que más de 500 millones de jugadores no puedan disfrutar de títulos independientemente, es de alegrarse de que motivos económicos no hayan afectado a todas las naciones, y que los videojuegos fuera de China siguen teniendo la misma censura que antes del 2015. Gigantes empresas chinas como Tencent han estado cada vez más presentes en occidente, sentando precedentes de que ciertos juegos reciben grandes censuras con el propósito de entrar legalmente al mercado del gran país asiático, aunque por suerte suelen ser la minoría de los casos.

Como conclusión, y con riesgo de ser repetitivo, se podría decir que la situación política actual de China ha coartado la libertad a más de 500 millones de jugadores, pero por suerte no ha afectado a otros países. No hay que olvidarse de que los videojuegos siguen siendo un medio tanto de entretenimiento como artístico, y que la censura por motivos económicos no hará más que limitar esa expresión y perjudicar lo que tanto amamos.

Ojalá los videojuegos en un futuro puedan llegar a todas partes del mundo por igual, sin importar motivos económicos o políticos, y que lo único que importe sean las ganas de jugar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s