Producto nacional

Jade’s Ascension se presentó ante mi gracias a los videojuegos de PlayStation Plus del mes de marzo, debido a que los usuarios de España recibimos un videojuego extra este mes, y en este caso se trató de este Jade’s Ascension. Cuando escuché que este sería un juego del plus no me tomó realmente por sorpresa, dado que en mi caso si conocía el juego, sin embargo, no había tenido la oportunidad de probarlo hasta ahora, y realmente me alegro de que lo pusieran en el Plus, porque de no haber sido así me hubiera perdido una joya de videojuego independiente.

Como ya he comentado anteriormente este es un videojuego de corte independiente, con la característica extra que es producto nacional, es decir, que ha sido completamente desarrollado en nuestro país, por un estudio llamado Papas con Mojo Games, un nombre que no podría ser más español. Digo esto precisamente porque soy defensor de que cada juego debe ser juzgado teniendo en cuenta también las características de su producción, es decir, que no se puede juzgar de misma manera a un juego independiente, que a un AAA, esto debido a que en ciertos apartados siempre perderá el independiente, por la falta de presupuesto. Por esta razón juzgaremos este Jade’s Ascension teniendo en cuenta las limitaciones que tenían sus desarrolladores, debido a que hay ciertos apartados que tienen errores que penalizarían mucho en un AAA, y que en este caso no creo que resulten extremadamente importantes. Ahora sí, después de esta chapa, comenzamos.

Lo primero que hay que dejar claro a la hora de analizar este juego es que la jugabilidad es bastante simple, aunque siendo totalmente sincero, el juego en general es extremadamente simple, pero en este caso la simpleza es una virtud, dado que permite partidas rápidas sin preocupación alguna. Como decía antes de interrumpirme a mi mismo, la jugabilidad es muy simple, y se nota desde el primer momento, dado que puede ser jugado prácticamente solo con las palancas, es más me atrevería a decir que es la mejor forma de jugarlo. Esta simpleza en su jugabilidad podría perfectamente jugar en su contra, sin embargo, en este caso resulta refrescante y divertido, aunque sí que tiene sus problemas que la jugabilidad sea tan simple.

La simpleza de este juego se puede observar desde el menú de inicio.

El problema principal de tener una jugabilidad tan simple es que se vuelve repetitiva demasiado rápido, sí, he dicho que es refrescante y divertido, pero esto solo pasa en un principio, dado que unas horas de juego después se vuelve todo demasiado monótono y aburrido, matando todo el tiempo los mismos enemigos sin parar para ascender en la torre. El juego intenta solucionar esto de cierta manera introduciendo más torres además de la principal en las que ir avanzando, con diferentes enemigos, que al final convergerán en la torre principal, lo que aumenta la dificultad exponencialmente, sin embargo, esto no lo soluciona del todo. Esta solución parcial de hacer varias torres y añadir más variedad de enemigos a la torre central no hace si no aumentar la dificultad de forma ridícula, tanto es así que en ciertos momentos es prácticamente imposible avanzar de la cantidad de enemigos que hay en pantalla, además de que hay ciertos enemigos que pueden resultar hasta injustos, pero esto ya es otro tema.

Otro problema que le encuentro a la jugabilidad de este título es que no tiene fin. Me explico, en el juego el único objetivo es llegar lo más alto que puedas en las diferentes torres, lo que resulta en que en ningún momento recibes una sensación de satisfacción, sino de que no sabes cuando parar ni cuando has terminado tu aventura. Entiendo perfectamente que esto está hecho para potenciar la característica arcade del juego, emulando aquellas recreativas en las que muchos invirtieron su dinero y su infancia a partes iguales, sin embargo, esto no funciona demasiado bien en PlayStation 4, una consola de sobremesa. Estas mecánicas hubieran funcionado de maravilla en una consola como Nintendo Switch, en la que te echas en la cama intentas llegar al piso más alto y luego cuando te maten puedes echarte unas carreras en el Mario Kart.

Cada cierto tiempo aparecerá un piso que es una tienda, para poder descansar, y mejorar.

El apartado gráfico es una de esas cosas que he dicho que los juegos independientes no tienen nada que hacer contra juegos AAA, al menos en la mayoría de los casos, sin embargo, en este juego consiguen hacer mucho con muy poco, al menos en apartado gráfico puro y duro, ya hablaremos luego de las animaciones y demás. La paleta de colores resulta amigable a la vista, y recuerda a la que asociamos con la China clásica, además de que va cambiando dependiendo de la torre en la que te encuentres, lo que hace la experiencia más inmersiva. En general no es el mejor apartado gráfico, pero el desarrollador ha sabido aprovechar sus debilidades para traer un producto muy bueno en cuanto a los gráficos.

Las animaciones resulta ser otro rollo. Las animaciones del personaje que controlamos son muy rígidas, lo que no ayuda demasiado a la inmersión que anteriormente comentaba, a la que contribuía el apartado gráfico, sin embargo, estas no son las peores animaciones que este título nos tiene que ofrecer. Las peores resultan ser las de los enemigos, claro no en todos los casos, pero si en general. Muchas veces resulta imposible ver a dónde va a atacar el enemigo que tienes en frente, debido principalmente a las malas animaciones que acaban confundiéndonos de mala manera. Este no es un problema al que darle mucho bombo, debido a que no estropea casi nada la experiencia final, pero si hubiera agradecido unas animaciones mejor cuidadas, algo que hubiera hecho incluso mejor la jugabilidad.

Estos son todos los personajes controlables que nos ofrece Jade’s Ascension.

Del apartado técnico no hay mucho que decir, simplemente es bueno. No hay bajadas de frames en ningún momento, y en general funciona de lujo. Realmente este resulta ser el juego que mejor funciona en este apartado dentro de los juegos que se han dado con el Plus en este mes de marzo, algo que es normal debido a sus características, pero que no es lo común.

Como conclusión diría que este es un gran juego para echar unas partidas cuando estás cansado de un título serio, o que pone al borde tus emociones a cada minuto. Su jugabilidad simple, pero divertida, apartado gráfico muy bueno y apartado técnico sencillamente perfecto diría que este es de los mejores juegos españoles que he jugado, aunque también tiene sus apartados malos, claro está, como pueden ser la repetitividad de su jugabilidad, o las animaciones de protagonistas y enemigos. Bajo ningún concepto dejes pasar la oportunidad de jugar este título si tienes una suscripción activa del PlayStation Plus en este mes de marzo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s