Empieza el camino ninja

Este es, posiblemente, el análisis más rápido que voy a escribir en mi vida, y rápido en el sentido de que el juego lo adquirí dos días antes de la fecha en la que empiezo a escribir este texto, algo inédito en mi persona, pero en este tiempo me he pasado el juego y he completado gran cantidad de misiones secundarias. En concreto este título lo he jugado en su versión de PlayStation 4, la versión que viene en la trilogía, razón por la cual cada cierto tiempo recibiréis el análisis de cada uno de estos tres juegos.

Para poner un poco en contexto, llevaba más de un mes buscando juegos de la saga Naruto para jugar, debido a que me había acabado la serie y tenía bastantes ganas de seguir adentrándome en su mundo, y qué mejor manera de hacerlo que juntándolo con uno de mis hobbies favoritos, los videojuegos. Pero hasta hace dos días, y debido a la mala situación financiera que estoy atravesando, no había podido adquirir ningún juego de esta saga. Explico esto para que se tenga en cuenta a la hora de leer mi valoración del juego, debido a que puede estar nublada hasta cierto sentido por las ganas que tenía de jugar uno de estos títulos.

Por último, antes de empezar me gustaría explicar que este se trata de un juego de PlayStation 3 adaptado, hasta cierto punto, para PlayStation 4, por lo que teniendo esto en mente, rebajaré mis exigencias en ciertos apartados, especialmente en los que más tienen que ver con los saltos generacionales, como el apartado gráfico o el técnico. Dicho todo esto, que se ha hecho más largo que el relleno de Naruto, comenzamos con este análisis.

Normalmente suelo empezar cada análisis por la jugabilidad, pero en este caso creo que es de recibo empezar por su historia, una historia muy buena, a la vez que nostálgica, pero que no está contada de la mejor manera posible. Este juego abarca desde cuando Naruto se convierte en ninja, hasta el arco de rescate de Sasuke, incluyendo gran cantidad de las batallas más memorables de la serie original de Naruto, para el deleite de los fans, pero, como ya he dicho, no está contado de buena manera, precisamente.

La historia se estructura en misiones principales, que a su vez dependen de las misiones secundarias para ser completadas, esto debido a que las misiones principales tienen como requisito cierta cantidad de puntos para ser tomadas, puntos que solo se consiguen en ciertas misiones secundarias. Esta estructura de por sí ya resulta ser una manera de alargar artificialmente un juego que si vas directo a las misiones, y ya te conoces las secundarias que debes hacer, te puedes pasar en menos de 10 horas perfectamente, pero este no es el único problema que tiene la historia de este juego.

Aquí se puede ver la estructuración de la campaña en misiones

Otro de los problemas que tiene la historia, y el más importante, es la poca historia que te cuentan las misiones. Me explico, cada vez que empiezas una misión recibes una pequeña explicación de lo que está pasando en forma de texto que pasa por la pantalla, al estilo de la explicación inicial en las películas de Star Wars, y ya no recibes más contexto. Esto es así para todas las misiones, excepto para la última misión de cada arco importante, en las que recibimos una introducción y un final en forma de cinemática animada con el propio motor del juego, y que en el caso del japonés, tiene las voces originales de la serie, lo que es bastante de agradecer. Esta estructura de misiones hace que se pierda en gran medida uno de los factores más importantes a la hora de jugar un juego de este estilo, la rememoración de las escenas de la serie, pero en este caso de manera jugable.

Quitando esto de lado diré que muchas de las grandes batallas se encuentran plasmadas en este juego, como la de Naruto contra Gaara, o la de Naruto contra Sasuke, que resultan ser especialmente espectaculares, cada una a su manera, claro está. Si tuviera que destacar un tipo de pelea diría que las batallas contra enemigos gigantes son las mejores, y más divertidas, debido a lo impredecibles que son cada una de ellas, y que, aunque solo hay 3 en todo el juego, querrás repetir una y otra vez. Sobre los tipos de misiones dentro de este juego hablaremos más adelante, pero desde ya os diré que no son muchos tipos los que hay.

Antes de empezar el siguiente apartado me gustaría comentar algo que es más una queja personal, que algo que afecte directamente a la valoración del juego. Esto es la ausencia del arco de Zabuza dentro de la historia de este juego, un arco que es totalmente vital para el desarrollo del personaje de Naruto en la serie, y que olvidan completamente en este juego. No pido que estuviera este arco precisamente por las peleas que tendría, más que nada porque estas peleas serían bastante simples, sino porque sin estas peleas y este arco en general muchas de las cosas que te enseñan después no tienen sentido.

Ahora sí, entramos en el eje de cualquier juego, especialmente de los juegos de peleas como este, la jugabilidad. Este apartado lo vamos a dividir un poco, precisamente porque este es un juego de peleas, pero que tiene bastantes tipos de mecánicas, dependiendo de la misión que estemos cursando. Pero sí, vamos a empezar hablando de la pelea, que es el tipo de misiones que más se repite durante el juego, y el modo que mejor está trabajado dentro del juego, quizá no el más divertido, pero si el más completo.

De primeras diré que las batallas resultan divertidas, algo que es indispensable para un juego de este estilo, y que en este caso cumple con creces. La variedad en los combates, así como los diferentes tipos de enemigos a los que te puedes enfrentar ayudan bastante a que no te aburras en ningún momento durante un combate. Además de esto, podemos destacar la gran variedad de personajes a nuestra disposición, variedad que también se ve reflejada en sus  movimientos, dado que cada personaje se siente completamente único, tanto a la hora de combatirlos, como a la hora de usarlos. Pero no es oro todo lo que reluce, dado que uno de los problemas de tener gran cantidad personajes es balancearlos a todos, y esto no está hecho de la mejor manera, dado que existen personajes completamente inútiles, como personajes extremadamente rotos, que si los eliges ganarás prácticamente seguro. Este mal balanceo de los personajes no importa demasiado debido a que no es un juego que esté enfocado en su multijugador, pero aun así resulta desagradable cuando tienes que jugar contra una CPU que utiliza a Rock Lee, el personaje más absurdamente roto de todo el juego.

El modo de selección de personajes está muy bien estructurado

Además de los combates normales, también tenemos los combates contra gigantes, de los que ya hemos hablado un poco anteriormente, y de los que ya he dicho que resultan ser los más divertidos de todo el juego. Estos combates se caracterizan porque tú luchas con un personaje de tamaño normal, contra uno que es sencillamente enorme, y al que tienes pocas maneras de acabar con él. Resultan divertidos simplemente porque son enormes, y en un principio tienes una sensación de impotencia indescriptible, sin embargo, la variedad que comentaba antes cuando hablaba de los combates normales en estos no existe, simplemente el gigante tiene como 3 o 4 ataques y tu debes esquivar y esperar la oportunidad para atacar, hasta que al final aparecen una secuencia de botones, que debes pulsar en el orden correcto y en cierto tiempo para acabar con tu enemigo. Debido a esta razón estos combate solo resultan divertidos la primera vez.

Aparte de estos combates, también tenemos las que podríamos llamar misiones estilo Subway Surfers, dado que es simplemente llegar rápido a cierto punto, o alcanzar a cierto personaje antes del tiempo requerido. Estas misiones se dividen en dos, la del árbol que debes escalar, en las que tienes que esquivar obstáculos hasta que consigas llegar a la copa del árbol, y las de los bosques, en las que tienes que saltar de rama en rama hasta llegar a cierto punto o alcanzar a cierto personaje que está huyendo de ti. Si tuviera que elegir una, me quedaría sin lugar a dudas con el segundo tipo, aunque he de decir que ambas solo son divertidas las primeras veces, luego se repite tanto que se convierte en una rutina pasar por ellas.

Todos los tipos de misiones de los que he hablado anteriormente son solo, y exclusivamente, las que aparecen en la historia principal, luego si hablamos también de las misiones secundarias se añaden varios a tipos a estos de los que ya hemos hablado. En este caso no las enumeraré, sin embargo, diré que la mayoría son extremadamente aburridas y tediosas, tanto que solo las jugarás porque es un requisito para poder avanzar en la historia, debido a que si no fuera así pocas personas completarían estas misiones.

Uno de los problemas más grandes la jugabilidad es la estructura del mundo del juego. Todas las misiones tienen como eje central un mundo, la villa de Konoha, una especia de mundo abierto sin cocinar, que tiene lo mismo de mundo abierto que de vacío. Poco más hay que decir, ya os imaginaréis a que me refiero, un mundo totalmente vacío, que solo sirve para romper unos cuanto jarrones y recoger misiones y que no tiene ninguna gracia más, además de que los incentivos para recorrerlos se reducen a ve de aquí a aquí para recoger esta misión, y complétala para poder seguir avanzando en la historia. Esto es sencillamente una pena, dado que el incluir la villa entera daba gran cantidad de posibilidades, todas ellas desperdiciadas enormemente.

Aquí se puede ver el supuesto mundo abierto de este juego

En cuanto al apartado gráfico, solo puedo decir que esta muy bien si tenemos en cuenta los años que tiene este videojuego. Es cierto que algunos personajes se ven bastante raros con el estilo de animación que maneja el juego, pero en poco tiempo te acostumbrarás a esto. Dejando esto de lado, se ha hecho un gran trabajo de adaptación de la estética del anime al videojuego, especialmente si hablamos de la villa que, aunque está especialmente vacía, en cuanto a como se ve es espectacular, además de que es bastante fiel a la serie.

Además de todo esto, podemos decir que las animaciones son muy buenas, especialmente las utilizadas en las técnicas definitivas, técnicas que da lujo hacer simplemente para observar la gran animación que tienen. Además las animaciones de los personajes en las pocas cinemáticas que tenemos son muy buenas, aunque en ciertos casos cambian ciertas escenas de la serie en pos de tener unas mejores animaciones con el motor del juego. Como cierta escena entre Naruto y Tsunade de la que no diré nada para evitar spoilers, pero que en el anime tiene un simbolismo especial y que ha sido cambiada en el juego por las características del sistema para el que fue desarrollado el título, comprensible claro, pero que no deja de molestar.

La banda sonora resulta impresionante, al igual que la del anime. En este caso no sabría decir si se ha utilizado la misma banda sonora, pero al menos es muy parecida a esta, esto en el buen sentido claro, porque la banda sonora de la serie de Naruto es sencillamente espectacular. Además de esto, es destacable que el doblaje en japonés está compuesto por el mismo elenco que la serie, aunque sí es verdad que pocos personajes hablan, pero se agradece que cuando lo hacen sean voces conocidas para aquellos que hemos visto esta serie en su idioma original.

En cuanto al apartado técnico no hay mucho que decir. La tasa de frames no es demasiado alta, pero es totalmente estable, algo que era esperable tratándose de un juego de PlayStation 3. Esta estabilidad en la tasa de frames ayuda bastante, especialmente en las peleas, que necesitan ser fluidas para dar una buena experiencia al usuario, y en este caso lo consigue de maravilla.

Cuando utilizas una técnica definitiva se activa un evento donde tienes que pulsar ciertos botones

Como conclusión me gustaría decir que este es un gran juego si eres fan de la saga Naruto en general, o de la serie Naruto en particular, que a pesar de la gran cantidad de problemas que tiene sigue siendo un producto recomendable, un producto que incluso recomendaría a la gente que no ha jugado ningún juego de este género. Eso sí, nunca recomendaría a nadie que no se haya visto la serie intentar verla, y entenderla a través de este juego, debido principalmente a la ausencia de una historia, como tal, bien explicada, así como la omisión de muchas partes vitales de la serie original, y sin las que no se puede entender el conjunto de la saga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s