Algunas impresiones sobre el sorprendente nuevo éxito de Devolver Digital

El héroe camina incansable a través de senderos agrestes. A su paso aparecen bestias siniestras que no descansarán hasta destruirlo. El héroe, entonces, deberá sortear las batallas para conseguir llegar, nuevamente, al punto donde inició su camino. Nosotros apenas podemos contemplar la historia, detenerla y elegir cuidadosamente cuál será la siguiente vicisitud. Somos, si acaso, narradores de una vuelta inevitable. Creadores y destructores de mundos.

Loop Hero no puede tener un mote distinto a fenómeno. No se veía venir y, aun así, es reconocible que estamos presenciando un cambio sutil, pequeño, pero pivotal en el mundo del videojuego. Nos encontramos ante el nacimiento de un género, un nacimiento cristalino como pocos. 

El juego de Devolver Digital es parte RPG, parte roguelite y parte algo completamente nuevo. Nuevo y tan inesperado que golpeó con fuerza y quebró los prejuicios de tantos jugadores que no veían mayores esperanzas en un juego visualmente arcaico. El resumen de esta novedad podría ser que ahora somos narradores de historias ajenas.

Al principio todo lo que vemos se nos hace extraño, ajeno y borroso, así como el héroe que acaba de despertar. El arte se regodea en la simplicidad de sus píxeles y en una interfaz barroca hasta el fin. El estilo es, sin dudarlo, un homenaje al videojuego clásico. A los inicios del RPG. A la recursividad infinita de diseñadores limitados por la época. Así se esconde como un juego limitado para luego golpear con unas mecánicas concebidas para ser ricas en complejidad.

Explicar este juego es difícil, (tanto como lo sería exponer un ornitorrinco para los primeros exploradores en tierras australianas), aun así lo intentaré: en Loop Hero somos aquellos que mueven los hilos de un mundo caído en el olvido. En el camino acompañaremos al héroe (o los héroes) al encuentro de revelaciones profundas que constituyen una trama hecha a la medida de la jugabilidad. 

La interfaz parece complicada pero desde el primer momento se explica con claridad.

Loop Hero, aparte de ser otra propuesta más, nos invita a que nosotros seamos una especie de dungeon master que diseña el mundo en el que nuestro héroe se desenvuelve. Este mundo, claro está, se rige bajo ciertas reglas y, como no podría faltar, bajo el azar. La fortuna y la capacidad de afrontar lo que se nos atraviese. Ser precavidos. Saber esperar. Organizar recursos. Todo gira hacia una sola idea: equilibrio.

Y es que podremos sacar lo mejor del juego si sabemos generar un equilibrio entre el riesgo y la recompensa, la habilidad de nuestro héroe y la dificultad del trayecto. Loop Hero me recuerda la labor del desarrollador de videojuegos que se enfrenta a la titánica tarea de crear progresiones con curvas adecuadas para dar tanto buenas recompensas como retos que no hagan que el jugador desista, tanto por ser demasiado fácil como por ser demasiado difícil. Diría que, en vez de ser un “Souls-like”, es un “Miyazaki-like”. 

Mi recomendación (y la de muchos que se han pegado un viciote a esta bestia silenciosa) es que lo juguéis. Os aseguro que un par de horas después podréis leer nuevamente estas cortas impresiones y tal vez encontrar palabras que resuenan de manera distinta, que expresan algo que se escapa de la mera tabula rasa. Vivir para contarlo, diría Gabo. Jugar para contarlo.

Devolver ha vuelto a darnos un juego innovador, bien pulido y que extiende las barreras del videojuego.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s