Un metroidvania para aquellos que no son fan de los metroidvanias

P oco a poco los metroidvanias, desde la salida de Hollow Knight en 2017, se han hecho un espacio en la industria, llegando a ser este género uno de los más importantes de la actualidad. Para aquellos que quieran introducirse en este tipo de juego tan especial sin aventurarse en una experiencia de larga duración; llega Foregone. El cual es un videojuego corto, pero tremendamente divertido tanto los que aman los metroidvanias como para los que no.

Foregone nos pone en la piel de una inquisidora, un arma biológica creada con el propósito de acabar con una longeva guerra entre dos naciones y con un virus llamado Calamidad, el cual se está esparciendo sin control. A lo largo del juego se nos contará la historia tanto de la protagonista como de esta larga guerra, a medida que nos abrimos paso entre escenarios plataformeros llenos de enemigos.

Uno de los tantos momentos donde la inquisidora habla nostálgicamente sobre la guerra.

Si bien por momentos la historia de Foregone puede tornarse predecible, se le da una gran atención a la misma a pesar de no ser esta el principal atractivo del juego. Tanto mediante acotes de la inquisidora, como por libros esparcidos a lo largo del mapa, podremos reconstruir el relato de como la guerra y armas biológicas arrasaron con las civilizaciones del lugar, dejando solo un rastro de lo que alguna vez fueron grandes templos y castillos.

Foregone no solo narra su historia mediante métodos narrativos convencionales, ya que, al ser un juego que habla sobre un mundo al borde del apocalipsis, se trata de mostrar el impacto de la guerra mediante sus escenarios. Estos escenarios, a pesar de mantener una belleza en su paisaje, se encuentran parcialmente destruidos e invadidos por la naturaleza, mostrando el deterioro que ha causado la guerra.

Esta belleza de los escenarios se debe a que Foregone tiene una estética pixel art muy detallada, la cual permite hacer una destrucción progresiva en los mismos a medida que nos acercamos al núcleo de la Calamidad. Los gráficos de los escenarios demuestran que la intención de su desarrolladora, Big Blue Bubble, es hacer énfasis en el mundo que nos brinda el contexto y que motiva nuestras acciones. Todos los enemigos tienen una coherencia en su diseño para que encajen con su entorno, que nos recuerda que no estamos matando enemigos al azar, sino que su progreso tiene que ver con el avance de la calamidad; así podremos sentir que estamos avanzando por distintas zonas de un gran mundo, sin olvidar que nuestra misión es detener el apocalipsis.

La detallada estética pixel art, que nos puede recordar a juegos como Dead Cells, permite dar un gran detalle a los enemigos y la inquisidora sin que esto entorpezca el dinamismo necesario para su gameplay. Foregone hace especial énfasis en el movimiento, más que nada en el movimiento de la inquisidora, y si no fuera por estos gráficos tan dinámicos, todo se vería mucho más torpe y rígido.

El énfasis en el movimiento se ve porque en todo instante podremos notar que somos mucho más veloces que casi todos nuestros enemigos. Esto se hace con el propósito de hacernos sentir superiores, ya que no somos un ser orgánico normal y corriente, somos un arma biológica, estilo super soldado, que es la esperanza de la humanidad.

Tendrás que luchar en lugares estrechos. ¡Ten cuidado y esquiva los golpes!

Los enemigos son muy lentos y tú eres muy rápido, pero Foregone equilibra esta diferencia y logra un muy buen sistema de dificultad tratando siempre de limitar tu movimiento. Si bien eres una inquisidora, que es decenas de veces más veloz y ágil que sus enemigos, tendrás que enfrentarte a un diseño de niveles que coloca muy bien a sus enemigos con el fin de que no puedas atravesar las plataformas saltando a lo loco.

Los enemigos van a ser mucho más toscos y lentos que tú, pero sus habilidades se basaran en pedirte diferentes tipos de esquives y ataques, por lo que cuando el diseño del nivel los combine a estos enemigos de forma adecuada, podrás ver que tu velocidad no sirve de nada si no sabes como moverte para atacarlos sin recibir daño al mínimo error de cálculo.

Foregone mediante este sistema de mecánicas logra una curva de dificultad muy equilibrada, ya que a medida que vayas ganando nuevas habilidades que te permiten moverte mucho mejor, también se agregan nuevos enemigos que tratan de contrarrestarte. No solo la progresión se siente bastante orgánica al ser bastante escalonada, sino que tus enemigos progresaran a la par, llegando a ese equilibrio de dificultad perfecto donde no te aburre por lo fácil ni te frustras por lo difícil.

El título de Big Blue Bubble no solo nos da mejoras para combatir enemigos, como en todo metroidvania estas habilidades se nos brindan para ampliar el mapa en el que nos movemos. Foregone nos dará un mapa dividido en zonas a las que podemos ir y regresar en el momento que queramos, y cuando obtengamos distintas habilidades nos daremos cuenta de los lugares ya presentes en anteriores niveles donde no podíamos acceder por no poseer dichas habilidades; lugares que esconden gran cantidad de Power ups y tesoros.

Esta es la parte donde digo que Foregone es amistoso con el recién llegado a los metroidvanias, ya que la mayoría de partes desbloqueables con habilidades son tesoros extra que te mejoran mucho tu equipamiento o combate, pero que tú puedes elegir si ir a buscarlos o no. No se le pide al jugador buscar estos tesoros para avanzar en la trama principal, tampoco hay misiones secundarias escondidas, todo es un apartado extra para aquellos interesados en buscarlos.

La Inquisidora salta mucho más alto que sus enemigos, mientras mal alto saltes más tesoros encontraras.

Lo que se logra haciendo de estos tesoros algo extra, es que aquel que quiera buscarlos para mejorar su equipamiento y atravesar las zonas más fácilmente lo hará, y quien quiera desistir de ellos podrá elegir hacerlo. En ningún momento este metroidvania te hace creer que al no volver a buscar en zonas anteriores con tus nuevas habilidades te estás perdiendo de un elemento esencial de la experiencia, haciendo que todos aquellos que no quieran dedicar su tiempo a re-explorar escenarios puedan avanzar en la experiencia igualmente.

Foregone no demanda una gran cantidad de horas para completar su trama principal, ya que buscando tesoros y todo lograrás vencerlo en unas 13 horas como mucho. Hay misiones secundarias con una pequeña subtrama donde se implementan desafíos contrarreloj o donde se hace más énfasis en las plataformas, pero, como los tesoros, es algo que elegirás hacer mayoritariamente para mejorar tu equipamiento.

Tanto tesoros como misiones secundarias dan mejoras bastante significativas, haciendo que aquel que se tome el trabajo de invertir su tiempo se vea recompensado con un equipamiento superior. Al fin de cuentas Foregone es un plataformas donde puedes explorar a gusto, y no necesitas rebuscar cada rincón del mapa para sentir que estás disfrutando de la experiencia de juego completa.

Foregone salió en febrero del 2020 y a pesar de tener buenas críticas no recibió mucha atención. Ya está disponible en todas las plataformas debido a su reciente port para Nintendo Switch, y es un juego recomendable para todos aquellos que quieran aventurarse en un metroidvania simple y cortito, pero muy entretenido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s