Mira detrás de ti, ¡un mono de tres cabezas!

Siempre que pienso en la época dorada de Lucasfilms Games, pienso en los años 90 como es lógico, una época que me perdí, pero que al paso de los años pude vivirlo de primera mano. Era la época dorada de las aventuras gráficas y siempre había un nombre que destacaba más que el resto con esos juegazos como The Secret of Monkey Island, Grim Fandango, Day of the Tentacle, entre otros. Y ese nombre era el de Tim Schafer, del que os voy a hablar en el día de hoy.

El bueno de Tim empezó en el mundo de los videojuegos de una forma un poco accidentada, ya que quiso entrar en Atari, pero le rechazaron porque no tenía la suficiente experiencia, así que decidió probar suerte en Lucasfilms, como sabréis el resto es historia.

Empezó siendo un tester del juego de acción de Indiana Jones y la última cruzada.

Tim Schafer alucinando al saber que lees esto

Si una cosa caracteriza a Tim es su sentido del humor y su forma de hacer juegos. No intenta ser un pedante ni intenta ser ese nombre que quiere marcar al mundo de los videojuegos con juegos forzados para hacerte llorar, no, él quiere que te diviertas, que te rías y que vivas sus juegos con una sonrisa. Y, francamente, se le da genial.

Lleva 25 años en el medio y ha hecho 25 juegos, aunque en los últimos 6-7 años ha pasado más penurias que otra cosa.

En el año 2015 (tras más de un año sin sacar un juego), concretamente, en los Video Game Awards, anunciaron su nuevo proyecto, Psychonauts 2, que vendría con un crowdfunding para poder financiar el proyecto. Y que saldría para PS4, Xbox One y PC.

Tras 4 años sin prácticamente información de él, en el E3 de Xbox del año 2019, Matt Booty, responsable de los estudios first party de Microsoft, anunciaría su nueva adquisición, Double Fine, el estudio de Tim Schafer. Han pasado casi dos años desde ese anuncio, pero gracias a la última información sabemos que saldrá este año (2021) y que contará con la versión Next Gen exclusiva de Xbox Series, ya que en el contrato del crowdfunding indicaba solo PS4 y no se mencionaba nada sobre una versión de futura generación de PlayStation.

Dicho esto, vamos a retomar un poco los orígenes del bueno de Tim. Tras estos primeros pasos, (tester del juego de Indiana Jones y la última cruzada y asistente del Maniac Mansion de la NES), obtendría su primera tarea de importancia, al ser asignado como escritor y desarrollador de la aventura gráfica The Secret of Monkey Island. Como breve sinopsis: El juego comienza en una isla caribeña llamada Mêlée Island, donde un joven llamado Guybrush Threepwood quiere ser pirata. Para ello, busca a los líderes piratas de la zona, quienes le encomiendan tres desafíos que le permitirán convertirse en uno de ellos: derrotar a Carla, la maestra de esgrima, en un duelo de espadas e insultos; robar una estatua de la mansión de la Gobernadora; y encontrar un tesoro enterrado. Presentado en 1990 y que dejaría evidencia del gran don de Schafer para escribir diálogos inteligentes y humorísticos. Con el éxito más que notorio del juego, al año siguiente se pusieron enseguida con la secuela de Monkey Island: Monkey Island 2: LeChuck’s Revenge. 

Tim y su estimado compañero Dave Grossman se pusieron a hacer otro mítico juego, la secuela de Maniac Mansion: Day of the Tentacle. Como podéis ver este tridente de juegos son obras maestras del género y aún queda más, solo estamos en 1993, 4 años después de su llegada, sigamos. 2 años después salió Full Throttle, una aventura de un macarra motero. 

Su último proyecto con Lucasfilms fue el grandioso Grim Fandango, que salió en el año 1998. Transcurre en la Tierra de los Muertos, que es donde la Parca se lleva el alma al morir. La Muerte pliega su guadaña, se quita la capucha y… es un señor muy amable llamado Manny Calavera, elegantemente trajeado: el agente que se va a encargar de gestionar el viaje del muerto hasta la entrada al Noveno Mundo, el Descanso Final. El juego supuso un marcado salto tecnológico desde los mundos bidimensionales de sus trabajos anteriores, para meterse de lleno en el 3D. Si bien Grim Fandango fue recibido con aplausos entre la prensa especializada. Sus ventas fueron más bien discretas, dejando claro el declive que experimentaba dicho género.

Carátula del Monkey Island 2

En el año 2000, tras un proyecto fallido en LucasFilms, decide dejar definitivamente la compañía para fundar su propio estudio Double Fine Productions. Se tomó cinco años para construir su próxima obra, Psychonauts, un juego de plataformas que se desenvuelve alrededor de su protagonista, Raz, y sus habilidades psíquicas. Al igual que ocurrió con su anterior creación, el juego se ganó grandes críticas por parte de los especialistas, pero nuevamente falló en su intento de convertirse en un éxito comercial.

En el año 2009, Schafer y su equipo lanzan su siguiente producción, Brutal Legend. Ciertos elementos ya explorados en Full Throttle sirvieron de inspiración para el título. Double Fine exploraba el heavy metal, recogiendo sus principales raíces e interpretándolas para desarrollar un juego de acción, aventura y estrategia cuyo guion y escenarios se influenciaba de dicho género musical. El juego finalmente tuvo el reconocimiento que se merecía y el público lo respaldó. Tras Brutal Legend, sacó Costume Quest y Stacking.

En 2013 lanzó en Steam, PS3 y 360 “The Cave“, un nuevo juego que mezclaba los géneros de la aventura gráfica y las plataformas, con posibilidad de cooperativo local para hasta 3 jugadores. El juego, producido con su excompañero en Lucas Arts, Ron Gilbert, volvió a cosechar buenas críticas.

Finalmente en 2014 sacó Broken Age, pero salió solo para dispositivos móviles y PC. Y en el año 2015, como expliqué antes, se anunció Psychonauts 2.

A día de hoy (2021), y a un mes del E3, solo sabemos que están trabajando en las aventuras de Raz. Este será su último proyecto multiplataforma, ya que tras la compra de Microsoft se dedicarán a hacer juegos exclusivos. 

Si puedo pedir algo a Microsoft es que le den total libertad creativa, porque este estudio si algo tiene es calidad y diversión.

El próximo juego de Double Fine

Sobre Tim Schafer no puedo decir nada más, simplemente una leyenda del medio y que aún le queda mucho recorrido en los videojuegos, o eso espero. Y si puedo hacer una petición a Lucasfilms es, que le dejen a Tim la IP de Monkey Island, no hay nadie mejor que él para devolverle la vida a esta saga. Y si fuese sacado en Game Pass día uno seguro que sería un éxito rotundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s