Zombis y playa ¿Una buena combinación?

Hoy vengo con el análisis de Dead Island, un juego que cumple 10 años y que en su día lo pude jugar en Xbox 360. Varios años después he podido jugar su remasterización en PS4, así que ahí voy.

Para empezar os pongo en contexto, una isla paradisíaca donde cualquiera desearía pasar sus vacaciones de repente se ve infestada por hordas de muertos vivientes. El juego nos ofrece una buena introducción que sirve para meternos de lleno en el juego, pero también como introducción de los personajes jugables, que son varios y cada uno tiene sus características, así que voy a empezar por aquí.

Son cuatro personajes, Logan Carter, Purna, Sam B y Xian Mei. Como ya he comentado antes, cada uno destaca en algo especial (como la especialización en armas). A lo largo del juego, a medida que vayamos eliminando enemigos y cumpliendo misiones ganaremos experiencia lo que nos permitirá subir de nivel a nuestro personaje. Algo que tienen en común es que todos cuentan con la “Furia” que es un ataque especial.

Pero entre ellos tienen sus diferencias y aquí es cuando te toca decidir, justo al principio del juego, con que personaje te quedas. Por ejemplo, Sam B es el más fuerte del grupo, que destaca por su corpulencia, Xian Mei es una agente del cuerpo de policía, que destaca por su agilidad y su buen desempeño con armas blancas (toda una experta cuerpo a cuerpo), Logan es un manitas, ya que se le dan bien todas las armas, y Purna que sirve como apoyo del grupo debido a su fuerte moral. Cada uno cuenta con su árbol de habilidades que son tres.

Las armas sufren daño hasta romperse.

Ahora voy con el apartado jugable. El juego es en primera persona, desde el primer minuto que empiezas a jugar. El título sabe muy bien como adentrarte en la atmósfera de una isla paradisíaca que se va al traste a causa de un virus desconocido, por eso verás increíbles vistas con buenos decorados, pero siempre con esa sensación de caos, por lo que este aspecto está muy bien logrado. Dead Island se divide en varias zonas, empiezas en la isla de Banoi, en la que tendrás que hacer de recadero mediante misiones que irás desbloqueando al hablar con los supervivientes, algunas son variadas y antes de aceptarlas te indicarán la dificultad de cada una de ellas. Ahí podrás decidir si aceptar, rechazar o arriesgarte. Luego están las misiones principales que son las que te harán avanzar en la historia.

La exploración siempre es gratificante, ya que al ser escenarios bastante amplios hay muchas posibilidades de encontrar recursos, como armas, munición y comida. Puedes hacerlo caminando o usando vehículos. En este aspecto tengo que decir que la conducción es muy simplista y arcade, no supone un reto difícil, pero no en todos los escenarios podrás usar vehículos, porque a veces hay obstáculos que bloquean el paso y la única forma de avanzar es a pie.

En cuanto a los zombis que son los enemigos principales del juego. Hay que decir varias cosas. La primera es que, en grupo son un verdadero peligro aunque siempre puedes tumbarlos a base de patadas, pero siempre es recomendable ir de uno en uno si es posible. A veces la IA falla y algunos zombis no reaccionan cuando les atacas o simplemente se quedan paralizados, pero no siempre pasa. Un buen detalle es que, dependiendo de donde golpees a los zombis les provocas un daño determinado, por ejemplo, si los atacas en las piernas puedes hacerlos caer o si los atacas en los brazos puedes causarles fracturas, por lo que no podrán atacarte con los brazos. Es un gran detalle.

Los zombis en grupos serán un verdadero peligro.

Durante el juego tendrás acceso a una gran variedad de armas. Están las armas blancas, de hoja y las armas de fuego. Para los zombis es más recomendable usar cuchillos, hachas o cualquier arma que sea cuerpo a cuerpo, mientras que para los enemigos humanos es mejor usar las armas de fuego y siempre hay que apuntar a la cabeza.

Hay variedad de zombis, no todos son los típicos “caminantes” como se llaman aquí, como guiño a los de The Walking Dead, sino que también están los infectados, que son personas que acaban de transformarse y por lo tanto aún conservan comportamientos de cuando eran humanos. Esto quiere decir que pueden esprintar para ir hacia ti y atacarte sin parar, por lo que más te vale que seas rápido para defenderte o, al menos, para poder escapar de ellos. Luego están los suicidas, zombis llenos de protuberancias que intentarán acercarse a ti y explotar a tu lado causándote un gran daño o incluso la muerte. Los matones son los más lentos pero los más fuertes, ya que son más altos que los demás y, por lo tanto, poseen más fuerza en sus brazos. El loco es un psicópata del manicomio, que al estallar el virus fue infectado y le provocó una mutación haciéndole mucho más fuerte. El ahogado se trata de una persona que fue infectada y después ahogada, de ahí su nombre, y ataca lanzando una especie de ácido muy inflamable. Y por último, el carnicero, este es quizá el más peligroso de todos, no tiene manos, pero en su lugar tiene huesos muy afiliados con los que te atacará y tiene una gran velocidad.

En cuanto al apartado gráfico, tenemos que tener en cuenta el año en el que el juego salió a la venta, 2011, cuando las consolas Xbox 360 y PS3 estaban en sus últimos años antes de la salida de la nueva generación (por aquel entonces). Así que, partiendo de esa base, el juego tiene un apartado gráfico que simplemente cumple. Al ser una remasterización, la versión de PS4, no esperéis un gran cambio, ya que su función es mejorar pequeños detalles y la inclusión de todas las expansiones hasta la fecha, pero en su año fue de lo mejor y todavía sigue siendo una gran apuesta. También tiene buenos modelados en los escenarios, aunque no tanto con los personajes, ya que, quitando a los protagonistas que son muy diferentes, los secundarios tienen siempre ciertas similitudes entre ellos.

Y la banda sonora simplemente sabe adaptarse a cada situación. Por ejemplo, mientras estás explorando la música será relajante, pero en cuanto entres en acción la música también lo hará.

En resumen, una buena apuesta por parte de Deep Silver, mezclando un sandbox con una historia que te atrapa y con una duración decente, ni muy larga ni muy corta. También ofrece la oportunidad de jugar la historia con personajes diferentes, cada uno con sus habilidades, lo que te incita a darle varias pasadas al juego. Además, es adictivo subir de nivel mientras desbloqueas nuevas habilidades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s