Cuando el dinero entra por la puerta, el amor hacia los usuarios sale por la ventana

Está claro que Nintendo es una de las compañías más importante de la industria de los videojuegos, y a muchos de nosotros nos ha regalado momentos inolvidables, pero en los últimos años se han desviado hacia un sendero que no les hace ningún bien.

Muchos de nosotros conocemos a la Nintendo del pasado, aquella que hacía grandes juegos que emocionaban a masas, aquella que había creado a algunos de los mejores personajes que la industria de los videojuegos ha dado, pero también aquella que miraba por sus jugadores. Esta fue la mejor época de la compañía nipona, y coincidió con el momento en el que Satoru Iwata ostentaba la presidencia de la compañía, por lo que no es de extrañar que incluso hoy, casi 6 años después de su muerte, sigua siendo idolatrado por gran cantidad de personas.

Es cierto que Nintendo no estaba pasando por sus mejores momentos en los últimos años de Satoru Iwata como presidente, debido principalmente al lanzamiento fallido de la Wii U, una de las consolas más desastrosas de la compañía, pero todavía permanecían sus principios. Poco después de esta irreparable pérdida vinieron todos los problemas.

La Wii U fue una de las consolas más desastrosas de la historia de Nintendo

El legendario cuarto presidente de la compañía, fallecido a causa de su enfermedad, fue sustituido por Tatsumi Kimishima, el cual podemos decir que pasó sin pena ni gloria, a pesar de ser el presidente durante el lanzamiento de Nintendo Switch. Más tarde, en el 2018 este fue sustituido por Shuntaro Furukawa, el actual presidente de la esta empresa, cuyo mandato está plagado de decisiones que podríamos llamar anti consumidores.

Podría enumerar gran cantidad de decisiones de este estilo, pero me centraré en las dos más recientes y más ruines, al menos en mi opinión:

El pasado año 2020 se celebraba el 35 aniversario de Mario, uno de los personajes más reconocibles de Nintendo y posiblemente el que los catapultó a la fama. Lo lógico hubiera sido celebrarlo por todo lo alto, anunciando nuevos lanzamientos de la franquicia, remasterizando algún título antiguo de la misma, o algo por el estilo, pero obtuvimos una de las ofensas más grandes a los jugadores que se han visto en los últimos años: Una colección de 3 videojuegos antiguos de la franquicia sin apenas mejoras, y lo peor, a precio completo.

El precio completo es algo que, en mi opinión, debería reservarse únicamente para videojuegos hechos desde 0. No voy a entrar en el debate si deben ser triples A, o los indies también pueden tener ese precio, porque me parece un debate estéril, pero si me parece que tres juegos, sin apenas mejoras respecto a su lanzamiento original no vale ese precio, pero lo peor no es eso.

A Nintendo se le ocurrió que era una buena idea poner fecha de caducidad a este lanzamiento, de manera que después de cierto día sería imposible comprarlo tanto de manera física como digital. Entiendo la estrategia, es más en cuanto a marketing me parece una muy buena estrategia, generar en el consumidor una sensación de producto limitado, pero como consumidor no puedo evitar sentirme estafado por todas partes. No solo me venden un videojuego a un precio que no lo vale, sino que encima si no quiero pagarlo a ese precio no puedo esperar a que baje a uno razonable porque al tener fecha de caducidad después de esta valdrá más, gracias a los especuladores.

Es hasta irónico. Normalmente las compañías intentan evitar la especulación, dado que de ella, ellos no obtienen nada, es más, incluso les crea una mala fama de la que no tienen culpa, pero aquí es al revés. La propia Nintendo ha incentivado la especulación poniendo este producto de manera limitada. Puede que no ahora, y puede que no dentro de un mes, pero dentro de unos años es posible que Super Mario 3D All-Stars cueste el doble de su precio normal de segunda mano.

Super Mario 3D All-Stars es un insulto para los fans

Ahora vamos a hablar de la más reciente, y una que en cierto sentido me parece hasta peor que la anterior. Hace unos meses fue anunciado The Legend of Zelda: Skyward Sword HD, una versión remasterizada del clásico de Wii. Lo primero en lo que muchos nos fijamos es que el HD deja bastante que desear, pero eso lo dejamos pasar, lo segundo es que es otra vez un título antiguo, con mejoras escasas a precio completo, y hace unos días conocimos la gota que colmó el vaso.

Si quieres poder tener el videojuego al completo, con todas las características nuevas (que no debería ser en plural, porque solo hay una característica nueva) debes pagar casi 100 euros en total. Esto se debe a que vamos a recibir un Amiibo en forma de DLC, y encima uno que cuesta más de lo normal. Sí, este Amiibo es precioso, pero el que tengas que pagar unos 30 euros (en algunas tienda vale menos, pero es el precio estándar) para poder hacer viajes rápidos me parece de tener poca vergüenza, cuanto menos.

Esta imagen es, en si misma, un insulto a los fans

Toda esta situación ha llevado a muchos jugadores, entre los que me incluyo, a desencantarse completamente de la compañía. Me siguen gustando sus juegos, y su consola me parece una de las mejores, si dejamos de lado el drift, claro; pero esta no es la Nintendo que yo conocía.

Me da mucha pena ver la gran cantidad de malas decisiones que está tomando la compañía en los últimos años, al igual que me parece ridículo intentar justificar estos comportamientos como si fuera algo normal. Entiendo que son sus franquicias, y que pueden hacer lo que quieran con ellas, pero también entiendo que nunca debes olvidar a los usuarios que han convertido esas franquicias en algunas de las más conocidas en esta industria.

Esperemos que el próximo presidente de la compañía recupere los ideales de Satoru Iwata, o simplemente que el presidente actual reconduzca esto en dirección a lo que el legendario presidente de la compañía promovía. Debería ponerse a pensar en el por qué esta ha sido una de las personas más aclamadas, no solo dentro de la propia Nintendo, sino en la industria de los videojuegos. Para él los jugadores eran lo primero, sí, quería ganar dinero, como todos, pero esto de ganar dinero a costa de los jugadores entregando trabajos pobres, y encima con un precio desorbitado, no estaba entre sus ideales.

Quería terminar haciendo algo que ya he hecho durante todo el artículo, pero quería volver a alabar la figura de Satoru Iwata, posiblemente el mejor presidente que tendrá Nintendo en su historia y una de las mejores figuras que han existido dentro de la industria de los videojuegos.

Descanse en paz

Un comentario sobre “Nintendo y sus prácticas abusivas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s