¡Alex Kidd regresa!

Alex Kidd resulta ser uno de los grandes clásicos de la industria de los videojuegos, sin embargo, por mi edad nunca había podido jugarlo. Por esta razón este lanzamiento resulta ser mi gran oportunidad para jugar por fin, y decidí aprovecharla.

En concreto Alex Kidd in Miracle World DX resulta ser un remake desarrollado por Jankenteam, y editado por Merge Games. Gracias a esta nueva versión podrán disfrutarlo tanto fans del clásico, como aquellas personas que por cierta razón no pudieron jugarlo en su día.

Así mismo muchas más personas podrán disfrutar de esta nueva versión gracias a Tesura Games, debido a que ellos traen a nuestro país una edición en formato físico de Alex Kidd in Miracle World DX, algo que alegrará enormemente a los coleccionistas. Sin mucho más que decir, empezamos con nuestro análisis:

Vamos a empezar con el que es, posiblemente, el apartado más importante cuando analizamos un remake: su apartado gráfico. En este caso mentiría si dijera que no me he quedado asombrado, el trabajo en este apartado es absolutamente brillante. Traslada de manera perfecta los gráficos del clásico a una nueva generación de consolas y jugadores. No creo que se hubiera podido hacer de mejor manera.

Algo que resulta de agradecer, en cuanto al apartado gráfico se refiere, es la capacidad que tiene el jugador en todo momento de poner los gráficos del clásico. Esto permite a los jugadores clásicos experimentar el título de su niñez, pero a su vez también permite a los nuevos apreciar la gran cantidad de mejoras que se han hecho en este apartado.

El mimo que se le ha puesto a este producto, para poder trasladar de la mejor manera lo que hizo sentir el clásico en su día, está presente en todo su apartado gráfico. Se nota perfectamente el gran respeto que se ha tenido por el producto original, y esto da lugar a un gran remake en cuanto a este apartado se refiere, claro.

Modo retro

Modo normal

Asimismo la banda sonora de este título resulta increíble, digna de los mejores videojuegos de plataforma del mercado, algo que es totalmente de agradecer, porque estaremos escuchando una y otra vez las mismas canciones, ya que no pararemos de morir.

En cuanto a la historia no se puede decir mucho. Esta resulta ser, simplemente, una justificación para el gameplay, por lo que no tiene demasiado trasfondo, así como no resulta interesante. Esto no quiere decir que sea mala per se, dado que si resulta una buena excusa para toda la jugabilidad que se presenta, pero no es algo destacable en este título, y por ello no se le da demasiada importancia, más allá de algunos diálogos.

Ahora vamos a pasar a la jugabilidad, el apartado más importante en la mayoría de los juegos, especialmente si se trata de un título de plataformas, como es este caso.

La jugabilidad resulta divertida, e incluso adictiva en algunos puntos, pero complicada y despiadada en otros. Muchas personas han señalado la dificultad exagerada de este título como un punto malo, sin embargo, yo no considero que sea así.

Esta dificultad elevada ayuda especialmente a que, un título que puede parecer corto, nos brinde una gran cantidad de horas de juego en las que intentaremos pasar los niveles una y otra vez sin tener éxito, llegando a un punto en el que nos aprenderemos estos niveles de memoria. Además el que hayan respetado este apartado del clásico resulta en una inmersión en otra época de la industria, pero con todas las mejoras gráficas, sonoras y de accesibilidad que tenemos hoy en día.

Como ya he dicho, el juego es muy difícil, sin embargo, dispones de diferentes mejoras de accesibilidad que permiten a los jugadores novatos no pasarlo tan mal. Entre ellas destacan la opción de vidas infinitas, en las que no tendremos que preocuparnos por el medidor de vidas. Esta opción existe, pero no es la opción más recomendable de jugarlo, la mejor forma es superándose a uno mismo, y aceptando el reto que resulta ser esta aventura.

El modo de vidas infinitas se puede activar en cualquier momento, pero ya no se podrá desactivar

Más allá de la dificultad diría que, la jugabilidad está muy bien adaptada a los tiempos que corren, pero sigue teniendo errores. Cosas como que las colisiones con los bloques del escenario, o el movimiento al nadar resultan toscas, lo que saca un poco de la inmersión del juego. Esto devalúa un juego que por todo lo demás podría ser el mejor remake de la historia.

Como conclusión, diría que Alex Kidd in Miracle World DX es uno de los mejores remakes que he jugado, trayéndonos un clásico con gráficos muy actualizados, gran banda sonora y jugabilidad parcialmente renovada, pero al que ciertas decisiones alejan a este título de la perfección. A pesar de esto, considero que se trata de un título más que notable, y uno de los mejores juegos de plataformas de los últimos años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s