El clásico de recreativas japonés llega en HD a España con formato físico para Switch y PS4

Si hay un género que se puede relacionar con la época de las máquinas recreativas (con respeto a los juegos de Fighting)  es sin duda, el shoot ‘em up, una odisea de disparos, enemigos, powerups a montones  y una música épica para acompañar la masacre.

Dentro de este género existe una subcategoría de lo más curiosa, los cute ‘em up, caracterizados por usar gráficos con una estética más cute y entornos de fantasía, donde el aspecto visual atractivo es lo que prima. Entre ellos, podríamos destacar algunos clásicos del género como Parodius o Gradius y aquel del que hemos venido a hablar, Cotton: Fantastic Night Dreams.

Cotton fue un éxito de recreativas y consolas en Japón hace 30 años y sigue manteniendo su carisma.

Este clásico de 1991 de las recreativas, extremadamente famoso en Japón, ha llegado este año a España en una versión HD con nuevas mecánicas y un estilo visual renovado, de la mano de Tesura Games, para PlayStation 4 y Nintendo Switch con un formato físico, que ya está disponible.

Esta reedición cuenta con varios modos de juego y algunos cambios de calidad bastante interesantes, así que vamos a ir por ellos uno a uno:

El modo Arrange: Es lo que podríamos considerar un modo Historia. El mundo está siendo devorado por una oscuridad eterna, producida por una bruja malvada, de nombre Wool, y las criaturas de la noche que asolan todas las ciudades, pero realmente a nuestra protagonista no le parece importar mucho esto.

Nuestra protagonista es una bruja adolescente pelirroja de nombre Nata de Cotton que es acompañada por Silk, un hada. Nuestro objetivo será simple, recolectar unos caramelos de gran poder llamados Willow, que han sido robados por los siervos de la oscuridad.

Cotton está adicta a los Willow, tanto que viajará por todo el mundo en busca de sus preciados dulces, combatiendo contra multitud de enemigos como lechuzas, mantícoras e incluso otras brujas en un modo historia dividido en 7 fases de una longitud considerable con scroll automático, que puede ser lateral u horizontal.

La historia es simple y no oculta que es simplemente una razón para el gameplay y no al revés, es decir, lo que menos importa aquí es la historia. Además de que es cortita, en una horita, o incluso menos si eres habilidoso, te acabas una partida, pero seguro que tienes ganas de darle a otra y mejorar la puntación obtenida anteriormente, que es lo que hace destacar al título, una gran rejugabilidad tras una simpleza en mecánicas e historia.

En cada una de las fases habrá un miniboss a mitad de la fase y un boss más poderoso al final de la misma, pero todas y cada una de las fases estarán llenas de colores vivos, disparos y magia. 

Después de cada fase habrá una cinemática consistente en una serie de ilustraciones que variaran en estilo visual en la versión HD.

El gameplay de Cotton Reboot! es curioso, con el joystick o cruceta nos moveremos en las pantallas, con un botón lanzaremos la magia frente a nosotros, que es nuestro ataque más básico, y subiremos de nivel al recoger cristales de experiencia (llego a esto en un momento, que es un poco lioso). Además, con ese mismo botón, puedes tirar bombas hacia abajo, que se mejoran con cápsulas de bomba obtenidas al matar enemigos.

Otro de los botones está asignado a los hechizos, pero para esto habrá que explicar primero lo de los cristales. Al matar enemigos estos dejarán caer cristales de experiencia, sin embargo, si golpeamos a los cristales nuestro disparo será refractado y más poderoso, pero hará que el cristal empiece a cambiar de color. Cada color tiene una función única.

Los cristales amarillos son experiencia, que potenciarán nuestra magia básica desde el nivel 1 al 13, pero que bajará drásticamente al ser golpeado. Los cristales verdes, azules, rojos y violetas son hechizos, cada color tiene un efecto diferente.

Por ejemplo, el cristal azul te permitirá lanzar un rayo láser y el rojo un dragón de fuego. Podrás ver los hechizos que tienes en cada momento en la esquina inferior derecha de la pantalla y se usarán de izquierda a derecha, si coges varios cristales del mismo color el hechizo mejorará, habiendo tres niveles de cada uno, que hacen un efecto cada vez más devastador y vistoso.

Si continúas golpeando un cristal de cualquier color acabará por convertirse en un cristal negro, que otorga una gran cantidad de puntos y es multiplicado por cada uno adicional que tomes. Sin embargo, si sigues dándole a un cristal negro, acabarás por destruirlo y no obtendrás nada a cambio, cosa que harás sin querer más de una vez, y te puedo asegurar que es devastador ver todos esos puntos desaparecer ante tus ojos.

Las peleas son un caos, en algunos puntos te habrá dado algo y nos sabrás ni que, ni de donde, ni cómo podrías haberlo esquivado. Pero eso también es parte del encanto, una pantalla llena de balas en las que tendremos que maniobrar con gran precisión si no queremos ser golpeadas y que nuestros niveles y puntación se reduzcan en gran manera. 

Además, la mecánica de los cristales añade un componente de estrategia que nos hará pensar en el sitio si queremos seguir disparando para conseguir más hechizos o conformarnos con la experiencia. Incluso habrá veces que tendremos que sacrificar un cristal negro y su jugosa puntuación a cambio de sacarle todo el provecho a nuestros hechizos o simplemente sobrevivir al aluvión de proyectiles que vienen a por nosotros, creando situaciones de lo más tensas.

Cuando el combate llega a su punto más álgido, es casi imposible distinguir lo que ocurre en pantalla.

También tenemos a nuestra amiga Silk que disparará junto a nosotros, pero no es la única hada en el mundo que quiere ayudarnos, pero el resto están atrapadas. Si ves un enemigo con una estatua en forma de hada encima, al derrotarlo nos dará un hada adicional que atacará junto a nosotros. Podremos tener 6 hadas adicionales a la vez, que nos ayudarán, pero tampoco es una gran diferencia, simplemente es un añadido más. Aunque visualmente es impresionante ver todas nuestras magias combinarse con las hadas. 

El último botón está reservado para activar el Modo Fever. Al golpear enemigos con magia refractada por cristales llenaremos esta barra, al activarla golpeará a enemigos con nuestras magias, hechizos o simplemente matarlos. Esto nos otorgará gemas que nos darán gran cantidad de puntos. El Modo Fever tiene 3 niveles que bajarán si recibimos golpes de enemigos, cada uno durará más y nos dará mayor cantidad de puntos tras activarlo.

Una vez activemos el Modo Fever la locura alcanzará un límite rozando lo absurdo. Empezarán a salir números de puntaciones gigantes cada vez que matemos a un enemigo, gemas flotarán hacia nuestro personaje para darnos aún más puntos y el sonido parecerá una tragaperras dando el premio gordo. Básicamente es eso, un premio por nuestra habilidad. 

Todo esto, lo de los cristales, hechizos, hadas, y el funcionamiento del Modo Fever; está explicado en un manual al que podremos acceder en el menú principal, y si quieres aprender a jugar es recomendable leerlo, porque hay partes del gameplay que será casi imposible de entender en medio del jolgorio. Como que los hechizos de nivel alto obtienen efectos adicionales si en lugar de presionar el botón lo mantenemos.

El manual del juego nos ayudará a manejarnos más con la gran mayoría de mecánicas del título.

En cada partida tendremos 3 vidas, cada vez que nos golpeen perderemos una vida que nos hará bajar el multiplicador de puntos, el nivel de arma y el medidor del Modo Fever. Si perdemos todas las vidas, no pasará nada… En realidad sí. Tendremos que usar un continues, que en el caso de las recreativas sería insertar una moneda adicional, aquí es pulsar simplemente un botón que hace que pierda su efecto limitador y el significado de la muerte en el juego.

Sinceramente, creo que esto de los continues lo podrían haber quitado en la version en HD, solo ralentiza el gameplay haciendote pasar por una pantalla adicional que no tiene ningún significado, ya que nos podrían haber dado vidas infinitas y el castigo por morir sería el mismo. Creo yo, que si querían penalizar al jugador por perder todas las vidas en este modo, lo más interesante hubiera sido comenzar la fase de nuevo, aunque esto provocase gran frustración, daría un motivo para no perder vidas a aquellas personas que no estén del todo interesadas en obtener altas puntaciones.

Tras terminar el modo Arrange con Cotton podremos volverlo a jugar con Silk, que solo tendrá una magia diferente como ataque básico, pero no hace que sea una experiencia nueva. No deja de ser un añadido curioso, aunque no incita a la rejugabilidad, y que tendremos que seleccionar desde el menú de opciones. Hablando de él, vamos a ver todo lo que contiene de forma rápida.

En las opciones podremos seleccionar cuantas vidas tendremos por cada “crédito”, pero si modificamos ese número no podremos acceder a los rankings de puntación online. También podremos seleccionar el personaje con el que jugaremos (Cotton o Silk), la dificultad del juego (Fácil, Normal o Difícil), que modifica la dureza de los enemigos y la complejidad de sus patrones de ataque así como la cantidad de puntos que nos otorgan.

Aunque esté en fácil, el juego es una locura, no es cuestión ya de la dificultad elegida, sino del gameplay en sí. Habrá momentos en los que la pantalla estará llena de cosas, sean enemigos, balas enemigas, nuestras propias balas, explosiones, cristales y números exorbitados de puntación que obtendremos en medio del tiroteo. Pero no empaña la experiencia, es parte del encanto del género, disparar como un loco sin tener mucha idea de que está pasando y disfrutar de los colores y el ruido de los disparos y explosiones.

Los bosses serán grandes enemigos con patrones complicados y una barra de vida gigante.

También podremos desactivar las cinemáticas que aparecen entre cada capítulo, en las que podremos ver algo de la historia del juego, así como el texto de los subtítulos en estas cinemáticas (actualmente ingles o francés). Además nos deja decidir si queremos activar o no el ranking de puntaciones online y, ya por último, podremos ver los créditos de los desarrolladores del título.

El modo X68000: Es el modo clásico del juego, podremos jugar al título tal y como salió hace 30 años en la Sharp X68000, una consola en forma de ordenador exclusiva de Japón. En este modo tendremos la BSO de la recreativa, los gráficos pixel art originales y las mismas características que el título original.

En este modo que podríamos considerar el original, no existe el modo Fever y tampoco tiene dos de las magias (la verde y la morada), que fueron añadidas en la versión HD, y los cristales caerán hacia fuera de la pantalla tras ser soltados por el enemigo. Además de que el ritmo de las refriegas será menos caótico, haciéndolo una experiencia distinta al Arrange Mode.

El modo X68000 es para la gente más purista, amantes de las recreativas y de ese estilo pixel art con música simple, pero pegadiza, que tantos recuerdos evocan. Es una experiencia muy sólida y poco tiene que envidiar a su versión HD, más allá de que es algo menos espectacular visualmente, por lo demás, se podría disfrutar como título individual.

El estilo visual de la versión original de Cotton tiene su belleza única que podremos disfrutar en cualquier momento.

El modo Time Attack: Es un modo cuyo objetivo es conseguir la mayor puntuación en un plazo de tiempo. Hay dos límites, el de dos minutos y el de cinco. Tras acabar el límite de tiempo, se nos dará una puntación final que nos permitirá entrar en los rankings de clasificación online a nivel mundial, así que habrá que aprovecharse del modo Fever, los hechizos y una gran habilidad de esquiva si queremos conseguir buenas puntaciones en este modo.

El modo Time Attack te pone nervioso, mucho, estamos hablando de que tienes que resistir dos minutos, o cinco, en una pantalla que se llena constantemente de enemigos y balas sin ser golpeado y usando con cabeza los hechizos y el Modo Fever para obtener una puntación que nos permita entrar en las clasificaciones. 

En general, Cotton Reboot! es un gran título que, gracias a ININ Games, Tesura Games y, por supuesto, su desarrolladora, Rocket Engine; podemos disfrutar en España después de su gran éxito en tierras nipona. Su edición física, que ha llegado a nuestro territorio gracias a Tesura (de hecho, este análisis ha sido posible gracias a una clave cedida por ellos), no hace más que mejorar un juego que es excelente.

Hablemos un momento de la banda sonora, es una delicia y en realidad es una versión remasterizada de la banda sonora de la recreativa, que podremos disfrutar en el modo X68000, pero esta nueva música es también maravillosa. El diseño sonoro también le da vida al juego, cada disparo, hechizo, impacto, movimiento, todo hace un ruido único que nos ayudará a orientarnos dentro de las fases y tener mayor facilidad para esquivar y saber cuáles son las amenazas principales en cada fase.

Cotton Reboot es fácil de comprender, pero es difícil conseguir altas puntaciones si lo que queremos es declararnos de los mejores es en este caos de juego, que en algunas fases se convertirá en un auténtico bullet hell. La premisa del título es sencilla, sus mecánicas también, y su mensaje claro: supérate a ti mismo. Intenta conseguir mejores puntaciones que antes, mejora, aprende, sube en los rankings, y sobre todo, diviértete.

Sin duda, Cotton Reboot! es un gran título para todo amante de los juegos arcade, los juegos bonitos o los shoot ‘em up. Y me ha encantado cada partida que he jugado (en la versión de PlayStation 4). Sin duda, lo recomiendo en gran medida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s