A veces, la mejor manera para salvarte es no hacer nada

Continuamos con este artículo hablando de la vida del rey de Drangleic, en la primera parte hablamos del procedimiento para encontrarlo en el juego y lo que podíamos obtener de él. Gracias a su alma hemos podido entrar en sus recuerdos desde su cámara personal, ahora veremos todo lo que tiene que decirnos en el pasado y las implicaciones del lore de todo ello, así que comencemos:

Primero me gustaría mencionar, aunque supongo que ya se lo habrán intuido, que este articulo así como el primero contienen spoilers del gameplay del juego y de algunos  bosses ya que contienen piezas fundamentales del lore que trataremos aquí, sin mas que decir, (re)comencemos:

Al hablar con él, Vendrick tendrá diálogos adicionales si le hablamos tras haber conseguido las coronas perdidas. Todo este diálogo lo he traducido de la wiki en inglés, ya que esta información en la wiki en español estaba incompleta, algo muy común en este tipo de juegos.

Sí hablamos con él de primeras, nos dirá: “buscador de la llama, deseoso del trono. Soy Vendrick soberano de Drangleic. Buscador de la llama, salvador de coronas ¿Qué ves en las llamas? Encuentra las coronas, y tus propias respuestas. Las coronas contienen la fuerza de los señores de un tiempo remoto. Busca la adversidad, ya que estás destinado a ella”.

“Buscador de la llama, deseoso del trono. No soy un rey, valgo más para ser un bufón. No estaba al tanto de mi propia ceguera. Somos recipientes débiles, con almas débiles. Lanzaremos atrás el atrezo de la vida, solo para enfrentarnos a una mayor adversidad. ¿Eres otro idiota más? ¿O quizás algo más? Fallo en ver tu diseño joven polilla, fallo en ver tu diseño minúscula polilla. Pero, veo muy poco, estos días…”.

En su recuerdo, Vendrick está apesadumbrado y arrepentido.

Si tienes una corona del DLC y la Corona del Rey nos dirá lo siguiente: “Buscador del fuego, conquistador de la oscuridad. Yo también busqué la llama una vez. Con la llama, me dijeron, un verdadero rey podría soportar la maldición. Una mentira, pero no tenía mejores opciones… Buscador de la llama, no conoces la profundidad de la oscuridad que hay en ti. Sigue creciendo, y aun así, sigues deseando la llama. Llama, oh… llama…”.

“Soy el rey de este miserable y desmoronado reino. Yo sometí a los gigantes y reclamé su poder, para que pudiera estar más cerca de la llama. Drangleic caerá, el fuego se apagará, y las almas antiguas volverán. Con la oscuridad desatada, una maldición caerá sobre nosotros… Y los hombres tomarán su verdadera forma”.

Si tienes dos coronas, te dirá lo siguiente: “buscador de la llama… he visto que has sometido a otra infame criatura,  uno de los padres del abismo apareció (probablemente se esté refiriendo a Manus, El Padre del Abismo, o a Elana, la Reina Escuálida, otro fragmento de Manus, que derrotamos en Shulva)…”. “Esa maldita quintaesencia de la humanidad. El abismo tuvo forma en su momento, pero luego se disipó, y sin embargo, rastros de su existencia resisten. Cada fragmento sediento de poder expande oscuridad sin rendirse”.

“Mi querida Shandra (Nashandra) fue uno de estos fragmentos, una débil, pequeña cosita que estaba sedienta de poder más que cualquier otra”.

“Conducida por un insaciable deseo de un recipiente digno. El fuego comenzó a existir y con él la desigualdad. Calor y frío, vida y muerte, luz y oscuridad. La oscuridad se vio como una maldición”.

“Las sombras no eran creadas pero nacidas del fuego. Cuanto más brillante sea la llama, más profunda será su sombra. Hereda el fuego y resiste a la oscuridad, esa es la llamada de un verdadero rey”.

Y si tienes las tres coronas: “Un día el fuego se apagará y la oscuridad se convertirá en una maldición. El hombre será libre de la muerte, dejado para vagar eternamente”. 

“La oscuridad volverá a ser nuestra de nuevo, y en nuestra verdadera forma podremos enterrar las falsas leyendas de antaño. ¿Es esta nuestra única opción?”

“Buscador de la llama, deseoso del trono, busca tu fuerza, el resto lo seguirá.”.

Tras este último diálogo nos bendecirá las tres coronas del DLC más la corona del Rey, añadiendo una habilidad especial. Básicamente, no podemos hacernos huecos sí las tenemos y no podemos sufrir maldición. Además, seremos expulsados del recuerdo y no podremos volver a entrar.

Desde Ellum LLoyce pasando por la Torre de Bruma y Shulva, la trilogía de las coronas nos cuenta la historia de reinos ya olvidados.

Ahora veamos las descripciones de los objetos relacionados con Vendrick para obtener algo de lore adicional:

Alma del Rey: “Alma de Vendrick, rey de Drangleic. El rey se consumió y se convirtió en una sombra de su antiguo ser, pero siguió apegado a algo. Usa el alma de aquel que puede conectar la llama para conseguir numerosas almas o para crear algo de gran valor“.

Espada del Soberano: “Espadón de Vendrick, rey de Drangleic. La fuerza de esta espada depende del número de almas poseídas por su portador. Un fragmento de Oscuridad, tras tomar forma humana, se obsesionó con el alma del rey. Impelido por sus propios deseos, anhelo almas y se empeñó en hacer suya la fuerza de los gigantes”. 

Ultra Espadón del rey: “Un ultra espadón forjado a partir del alma del rey Vendrick. Inflige fuertes daños en enemigos con armadura. Solo el rey sabe si la representación de la reina es una burla resentida o una exaltación afectuosa”.

Escudo del rey: “Escudo de Vendrick, rey de Drangleic. El gran rey se encerró del mundo y pronto quedó reducido a un mero caparazón. Pero ¿qué era lo que tanto anhelaba proteger?”.

Corona del rey: “Corona de Vendrick, rey de Drangleic. ¿Qué es lo que hace a un rey? Unos dicen que el derecho de nacimiento; otros lo llaman destino. Quizá no sea importante, siempre que el nombre del rey sirva para unir a su pueblo.”. 

La armadura, grebas y guanteletes del rey comparten descripción con la corona.

El atuendo del Rey y sus armas nos muestra como podría haberse ataviado Vendrick al luchar contra los gigantes, similar a su aparición en el recuerdo.

Bueno, después de todo esto que podemos obtener en el juego, vamos a intentar crear una historia de todos los sucesos anteriores a nuestro paso por la tierra de Drangleic.

Vendrick, construyó el reino de Drangleic sobre las ruinas de otros reinos que pasaron a la historia, gracias a su hermano, Aldia (sí, Aldia el Erudito del Primer Pecado, es el hermano mayor de Vendrick); consiguieron hacer de Drangleic un reino próspero.

Según cuentan las leyendas de Drangleic, una mujer llamada Nashandra, que se dice era de inconmensurable belleza, avisó al rey Vendrick de un gran peligro que acechaba a Drangleic, los gigantes. Vendrick nombró a Nashandra como su reina y cruzó los mares en dirección a la región de los gigantes. Los gigantes fueron víctimas de masacres y robos por parte de Vendrick y sus tropas, hasta que fueron sometidos.

Adicionalmente, algunos fueron conducidos a Drangleic, donde fueron víctimas de brutales experimentos. Vendrick llevó consigo un objeto mágico capaz de convertir a los Gigantes en Golems.

Estos Golems fueron los que construyeron el Castillo de Drangelic, y son ellos los que sujetan los pebeteros mágicos que, usando almas como combustible, permiten abrir ciertas puertas en el Castillo, Eleum Lloyce e incluso en El Trono del Querer. La aparente victoria sobre los Gigantes trajo una época de prosperidad temporal a la tierra de Drangleic.

Esta paz se rompió cuando los Gigantes prepararon un contraataque, y dirigidos por su rey, El Señor de los Gigantes, se embarcaron a Drangleic. Aquí ocurrieron los sucesos que podemos  ver en los recuerdos de los Gigantes, las luchas se alargaron durante mucho tiempo, la gente del reino ajena al conflicto huyó de Drangleic y el conflicto no vio final hasta que los gigantes fueron derrotados y su rey asesinado.

Aún recuperándose del desastre de la guerra contra los Gigantes, el reino de Drangleic fue afectado por el languidecimiento de la Primera Llama y la llegada de la maldición de los no muertos que ello generaba. Vendrick y su hermano empezaron a investigar buscando una solución a la maldición de los no muertos, empezaron a hacer experimentos en la naturaleza de la propia alma, como acto paliativo. Vendrick uso una gran alma, la suya propia, para mantener la maldición a raya. Mientras, mandó a no muertos a otras tierras para librarse de su presencia en el reino.

Vendrick se negaba a vincular la llama a él mismo, pero también estaba en contra de la idea de que la extinción de la llama y la llegada de la oscuridad fuera el comienzo de una edad dorada para los hombres, como otros muchos habían vaticinado antaño. El rey en su desesperación, intentó tomar un tercer camino alternativo, sin embargo, todos sus intentos fallaron, tras los cuales llegó a la conclusión de que era inútil. 

Más tarde, en sus investigaciones descubre que su reina, Nashandra, no era más que una hija de Manus, el Padre del Abismo, que tras ser derrotado, vio como su alma se dividió en varias partes, una de las cuales acabaría formando a Nashandra. El resto de fragmentos serían Elana, Nadalia y Alsanna.

Nashandra ansiaba la Llama y la Gran Alma utilizada por Vendrick para mantener a raya la maldición, pero Vendrick se aseguró de que Nashandra no pudiera acceder a la llama, y junto a su fiel escudero real Vestaldt y una guarnición de sus mejores soldados, se exilió a la Cripta de los No Muertos, donde, estando alejado de su gran alma, sucumbió a la maldición transformándose en hueco.

Y eso es lo que encontramos nosotros, pudiendo poner fin a su historia de la manera que creamos más indicada ¿Asesinarlo o dejarlo vagar eternamente? ¿Vincular la llama o dejarla morir? Esa es ahora nuestra decisión.

Hasta aquí he llegado con este pequeño texto hablando de nuestro querido rey de Drangleic, que siendo manipulado por la mala pécora de Nashandra guía a su reino desde la gran prosperidad de antaño a la absoluta miseria en la que nos lo encontramos en los acontecimientos del juego.

Aldia y Vendrick retaron al destino intentando frenar la era de la oscuridad y la maldición de los No Muertos, ambos sufrieron las consecuencias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s