La compañía de la manzana mordida tiene un plazo de 90 días para aplicar la sentencia

El pasado viernes 10 de septiembre, la jueza encargada del caso Apple vs Epic, Yvonne Gonzalez Rogers, sentenció que Apple deberá permitir, en un plazo de 90 días (hasta el 9 de diciembre), los pagos externos en aplicaciones que se encuentran dentro de la App Store.

En este punto, Epic ha salido victoriosa, pero la cosa no se queda ahí, ya que la jueza ha fallado a favor de Apple en los otros nueve puntos de la demanda, declarando que Apple no ha violado las leyes antimonopolio del estado de California. Por lo que, según la jueza, Epic no tenía ningún motivo para romper el contrato que mantenía con la App Store, así que deberá pagar a la compañía de la manzana mordida el 30% de las ganancias.

Volviendo a lo que nos ocupa, Apple no podrá prohibir a los desarrolladores añadir enlaces a otros métodos de pago ni interferir en las comunicaciones externas que mantengan los desarrolladores con los usuarios (ya sea a través de email o de cualquier otra forma), aunque sea para informar al consumidor de otras vías de pago. A pesar de la sentencia, Apple ha hecho un comunicado oficial en el que garantizan que seguirán luchando para que todos los pagos sean a través de App y así, según ellos, poder ofrecer más seguridad a sus clientes.

Todo este juicio se produce después de la retirada de Fortnite de la App Store tras haber incluido, por parte de Epic, otras formas de pago externas. Google también reaccionó quitando el juego de su tienda digital, lo que hizo que Epic demandará tanto a Apple como a Google por prácticas de monopolio.

En el juicio de Epic vs Apple aún queda bastante tela por cortar (el proceso de apelaciones se prevé largo), pero aún queda por ver que pasará con el de la compañía de Tim Sweeney contra Google.