Más nos vale que la Fuerza nos acompañe…

En los últimos días se han intensificado rumores de que Quantic Dream, los desarrolladores de Detroit: Become Human, podrían estar trabajando en un nuevo juego del universo Star Wars. Todo empezó con un vídeo publicado el 16 de septiembre por Gautoz. Él había formado parte de la web de videojuegos francesa Gamekult, una de las más famosas del país, durante 6 años hasta el final de 2020. En la edición del jueves pasado de su podcast regular mencionó que Quantic Dream habría terminado su larga relación con Sony y que habrían firmado un acuerdo con Disney para un juego de Star Wars.

Dos días después, Tom Henderson de la web americana Dualshockers publicó un tweet con una imagen de dos sables de luz, característicos de Star Wars, cruzados frente a un personaje de Detroit: Become Human. Su intención era generar algo de atención mientras preparaba la noticia que publicó ayer. En este artículo, Henderson no solo confirmó lo que había dicho Gautoz, sino que además habló de una fuente anónima con contactos en el estudio francés. Según esta persona, Quantic Dream llevaría ya un año y medio trabajando en el proyecto de Star Wars. Henderson destacó que la cuenta oficial de Twitter de la desarrolladora había interactuado con un «Me gusta» en el tweet de su reportaje, aunque luego lo deshicieron.

Hoy, Kotaku también se suma a la fiesta y cuentan en su propio artículo que han obtenido información de una tercera fuente independiente que corrobora las afirmaciones anteriores. Pero igual que Dualshockers, Kotaku añade su contribución adicional a los rumores. Y es que aparentemente el proyecto de Star Wars no seguiría la tendencia de juegos fuertemente narrativos con interactividad limitada de Quantic Dream. Con la nueva apertura de su sede de Montreal y la adquisición de talento de otros estudios especializados en grandes títulos AAA como Ubisoft y Eidos, parecería que el juego de Star Wars de Quantic Dream vaya a tener significativamente más acción en su gameplay que sus clásicos quick time events. Incluso mencionan la posibilidad de elementos de mundo abierto y multijugador.

De momento no hay ninguna confirmación oficial de toda esta información. Mientras esperamos los posibles avances en el tema, recordamos que Quantic Dream sigue involucrado en procesos judiciales tras unas acusaciones por parte de la prensa francesa. En estos reportes de 2018, se compartió la cultura interna tóxica del estudio, con habituales conductas racistas y sexistas, además de largos periodos de crunch.