La sanción interpuesta le cuesta 18 millones de dólares a la compañía

Ayer, lunes 27 de septiembre, la propia Activision Blizzard anunció que les habían interpuesto una nueva demanda por acoso sexual y discriminación en el entorno laboral, esta vez ha sido la Comisión de Igualdad en las Oportunidades de Empleo de Estados Unidos. Con esta nueva denuncia, la compañía ya suma tres en estos últimos meses, sumándose a la interpuesta por el Estado de California y a la de la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos.

Bobby Kotick comenta que llegaron a un acuerdo (o han sido sancionados, como prefiráis llamarlo) con la Comisión de Igualdad en las Oportunidades del Empleo por unos 18 millones de dólares, que irán a parar a organizaciones benéficas y que promueven la igualdad en la industria tecnológica y en la de los videojuegos. Además, parte de ese dinero también se destinará a recursos y acciones dentro de la empresa, asegura Kotick.

Realmente, 18 millones de dólares son muchos, pero teniendo en cuenta que Activision Blizzard ha ingresado unos 2.300 millones netos en el último trimestre y que su director ejecutivo, Bobby Kotick, ha recibido una bonificación de 200 millones de dólares, pues esa cantidad, 18 millones, no parece ser un gran golpe a la cartera de la compañía.