Un viaje entre dos dimensiones

Las expectativas de The Medium sobrepasaron todos los límites. El equiparar tu próximo lanzamiento con la saga Silent Hill generó un furor incontrolado en parte de algunos jugadores. ¿Estamos ante un buen juego? Sí, pero deberíais conocer sus matices. Quedaros, que os traemos su análisis.

Como ya mencionábamos al inicio del top de 7 juegos de terror psicológico que debes jugar, existen muchas formas de generar miedo o pánico. Hay juegos de terror en los que se ofrece un mayor reto al jugador, es decir, un elevado número de enfrentamientos o situaciones de tensión, donde la persona que está jugando siente realmente que puede perder la partida. En este tipo de casos, son títulos más enfocados a la acción, con un tipo de terror más directo y menos sugerente, donde el protagonista suele ser un héroe capacitado para hacer frente a lo que se le viene encima.

The Medium, claramente, no podríamos meterlo dentro de ese mismo saco. Continuamente se nos quiere mostrar una protagonista frágil, y no una superheroína del tres al cuarto. Sin embargo, tampoco podríamos llegar a considerarlo un juego de terror psicológico al uso, ya que su narrativa guía prácticamente todo el juego, apostando más por la experiencia que por el desafío. Tal es la importancia de la historia, que no sería de extrañar que esta hubiera sido el punto de partida a la hora del desarrollo del juego.

La fragilidad de Marianne es visible a lo largo de todo el desarrollo de la aventura

La última obra del estudio polaco Bloober Team nos pone en la piel de Marianne, una joven con el poder de hablar e interactuar con espíritus. Tras la muerte de su tutor, recibe una llamada telefónica de un desconocido, el cual le explica que puede ayudarle a entender su inusual poder. Le pide que acuda al hotel Niwa, en el que ocurrió una catástrofe de origen paranormal.

Como ya hemos dicho, estamos ante un juego donde la historia cobra una especial relevancia. Su marcado corte cinematográfico deja espacio a las emociones que sentiremos como jugador con su trama, y a pesar de que sí contiene momentos de terror, podríamos decir que es una aventura más pausada, que se centra en una historia sobre la muerte y un terrible pasado. Quizás uno de sus puntos no tan acertados respecto a la forma de narrar la historia son los diálogos, en ocasiones forzados y poco naturales. Sin embargo, el doblaje es bastante bueno, y destaca cuando Marianne nos relata su historia cual narradora.

Por todo lo anterior, la aventura es generalmente lineal y sencilla. Su inicio podría resultar excesivamente lento, a pesar de que se plantearía para ponernos en situación. Sin embargo, la trama se va volviendo cada vez más interesante y logra envolvernos en su historia de suspense, abogando por una jugabilidad con cámaras fijas, bastante más profunda que las anteriores obras del estudio, muy orientada a los puzzles y a la exploración (sin ningún tipo de combates), pero que no llega a despuntar.

Cabe destacar el empleo de la doble realidad para la resolución de puzzles, una mecánica bastante interesante muy utilizada a lo largo de todo el juego, cuya parte fantasmal está inspirada en la obra del polaco Zdzislaw Beksinski. Con ella, podremos atravesar puertas inaccesibles en el mundo real, absorber energía o generar campos de protección contra polillas. Pero cuidado, porque una vez nos «enfoquemos» en el mundo espiritual no podremos estar un tiempo infinito o acabaremos muriendo. En el otro lado, la Marianne real solo podrá explorar el escenario o realizar acciones de sigilo. Como veis, a pesar de no ser muy ambiciosas, las mecánicas quedan perfectamente diferenciadas en este sentido.

El sistema de dos realidades es la mecánica principal del juego

La mecánica de exploración será la parte que más ocupados nos tenga en el juego, y se complementará con la resolución de algunos puzzles. Por lo general, la dificultad de estos acertijos es baja, pero en algún que otro caso original y de mayor dificultad, recordando ligeramente a los clásicos Silent Hill (sobre todo hacia el final del juego). Los «enfrentamientos» que tendremos contra los enemigos serán en forma de huida (a partir del ensayo y error) o mediante el sigilo: un botón para agacharse y otro para aguantar la respiración. Aquí, prácticamente, bastará con intuir sus movimientos mientras te escondes para pasar al siguiente escenario. Tanto puzzles como este tipo de enfrentamientos se hacen en espacios muy delimitados, por lo que el backtracking es casi nulo. Estos últimos serán la forma que tiene el juego de provocar miedo, ya que la atmósfera, a pesar de ser artísticamente deslumbrante, no consigue transmitir esa misma sensación de tensión. Quizás en parte porque el ritmo de la aventura es algo irregular cuando intenta ofrecer esas variaciones de juego.

Como ya comentábamos, la atmósfera, reforzada por la magnífica música compuesta por toda una leyenda como Akira Yamaoka (Silent Hill) y Arkadiusz Reikowski, es visualmente vibrante. Una misteriosa ambientación conseguida a través de unos escenarios cuidados al máximo detalle, y que invitan a su exploración minuciosa en busca de cada objeto o pista, los cuales en muchas ocasiones no será imprescindible adquirir, pero ampliarán la historia.

Artísticamente es espectacular

A nivel técnico, el juego tiene golpes maestros y otros claramente mejorables, destacando en el aspecto de la iluminación. Los modelados de los personajes presentan algunas carencias en cuanto a sus expresiones, pero nada grave, y las animaciones en general cumplen de sobra. Por suerte, la fantástica dirección artística (antes mencionada) suple estas imperfecciones con bastante éxito.

Espero que, si habéis llegado hasta aquí, tengáis claro que The Medium tiene claro que tipo de juego es. Ante todo, una obra muy narrativa y visual, que realmente no ofrece un alto desafío, y cuya historia es el causal a través del cual todo fluye. ¿Recomendamos su compra? Sí, si sobre todo quieres disfrutar de una buena trama, que aún con ciertos fallos de ritmo, consigue enganchar.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s