Riot Games sigue buscando expandirse

No es ningún secreto que League of Legends lleva años siendo un fenómeno mundial en la industria de los videojuegos. Él mismo lleva, desde hace un tiempo, creando un entorno completo alrededor de él, lo cual lo ha llevado a incursionar al territorio de los eSports, animación e incluso música. Esto mismo ha llevado a Riot Games a expandirse al rubro de videojuegos creando spin-off de este rico universo que lleva construyéndose ya unos años.

Hasta el momento, solo habíamos tenido juegos con elementos muy marcados de RPG o que no se despegaban de la ya clásica fórmula de los MOBA, claramente siendo adaptados dependiendo del fin que buscaba cada videojuego. Esto cambió a partir de noviembre del 2021, donde la división Riot Forge (misma encargada de esta oleada nueva de títulos) nos trajo Ruined King y Hextech Mayhem, este último siendo el que nos compete en el día de hoy.

Hextech Mayhem: A League of Legends Story es el más “ligero” del par de juegos que mencionaba antes, pero no por ello deja de ser interesante. Se trata de un runner rítmico al puro estilo de títulos como Muse Dash o Bit.Trip Runner. De hecho, Hextech Mayhem comparte la misma desarrolladora, Choice Provisions, que Bit.Trip Runner.

El estudio, con ya varios años de experiencia a sus espaldas, busca traernos la historia de Ziggs, un Yordle fanático de las bombas, las explosiones, los fusibles y todo lo que tenga que ver con crear caos a su alrededor, y Heimerdinger, un personaje de la misma especie, pero totalmente contrastante, amante del buen lenguaje, el orden y la metodología correcta a la hora de llevar a cabo las cosas.

En este juego el ritmo lo es todo. Nos encontraremos en ininterrumpido movimiento y constantemente aparecerán símbolos indicando la acción a realizar, estos aparecen acorde a la melodía con la que cuente el nivel. Cabe mencionar que, cada uno de los niveles tiene un tema distinto, y cada uno de ellos explota muy bien las mecánicas introducidas, las mismas que estiran poco a poco nuestra habilidad.

Los indicadores nos irán señalando acciones conforme al ritmo

El juego en sí parte de mecánicas muy sencillas: se trata de comandos que pueden llevarse a cabo con un simple botón, cada uno tiene su acción distinta. Estos son colocados de manera uniforme para crear sinergias con la música presente en el nivel. Si bien no podremos dominar al cien por cien las fases en un primer intento, el llevar nuestro tempo a la perfección será un gran incentivo para rejugarlas. Asimismo, el juego no castiga o retrasa nuestro proceso al errar unas cuantas notas, incluso tiene una forma bastante original de recuperarnos y volver al estado del nivel

Conforme nos vayamos desenvolviendo en cada faceta de los niveles, nos deleitaremos con los visuales tan explosivamente agradables mientras disfrutamos, a la par de Ziggs, del desastre y música generados. Cabe destacar que, los gráficos siguen una línea bastante uniforme al ya característico arte de League of Legends, con tonos pasteles muy marcados y paletas de color que nos transportan a esta historia y la amenizan con el entorno. 

No hace falta ser un experto o una persona con un tempo perfecto para disfrutar y dejarse llevar por los intensos visuales y ritmos que acompañan a cada nivel. Asimismo, el juego, al no apuntar a una historia muy compleja y más bien a un gameplay entretenido, puede darte desde rondas de unos cuantos minutos hasta unas horas tratando de perfeccionar la forma en la que terminamos los niveles.

De la misma manera, es importante recalcar que el juego cuenta con una curva de dificultad bastante amena y distintos desbloqueables, dedicados a la gente que quiera entregarle un poco más de tiempo, haciéndolo bastante rejugable. Para las personas que buscan una buena cantidad en relación con el precio, se llevarán una grata experiencia.

La dualidad entre estos personajes crea una historia simple y carismática

Hextech Mayhem: A League of Legends Story es un juego que va directo y sin pretensiones. Por lo que, busca dar un rato divertido, experimentar un poco en su género, entregar un juego puramente arcade y que infla y enriquece más el mundillo de League of Legends. Para los fanáticos será carismático conocer más aventuras y momentos de estos personajes, pero sin abandonar a los ajenos a la franquicia, a los que, sin duda, se llevarán un juego sumamente divertido.

En conclusión, Riot Games está haciendo un muy buen trabajo con la forma en la que expande a distintos medios este ambiente que lleva construyendo más de una década, y Hextech Mayhem no es la excepción. Sin duda, cumple su objetivo de brindar un sólido y divertido juego y, en el camino, darle foco a una parte de este enorme lore y expandirlo. Si bien a primera instancia puede parecer el juego más débil comparándolo con Ruined King, no quita el hecho de que vale mucho la pena.

Hextech Mayhem: A League of Legends Story se encuentra disponible en Nintendo Switch PC en formato digital. Eso si, ya se habla de una posible versión física para mediados de 2022, que llegaría con la de Ruined King, de la mano de Limited Run.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s